Redacción Alta Gracia- El escultor altagraciense Julio Incardona finalizó la misma y la entregó al padre Diego Cano, quien la llevará a África.

Se trata de un ejemplar desarmable, liviana y trasladable, realizada con su colaborador, Hugo Córdoba, que partirá el próximo 6 de abril, en un viaje que durará seis días hasta Tanzania, donde Cano deberá tomar otro avión que volará otros 1000 kilómetros hasta la aldea a donde va dirigido. Las historias y relatos del cura pueden leerse en su página Diario de un Misionero en Tanzania.

Le hicieron una sotana réplica a la del santo y también llevará un poncho. Además en el diseño pensaron en una cruz frente a sus ojos, una Biblia en el centro de su cuerpo y una mano con una marca de lepra. También, lo hicieron caminando para emular su características misioneras

El artista, expresó su felicidad y sensaciones a REDACCIÓN ALTA GRACIA, ante este inminente hecho: «Tengo un montón de sensaciones, desde satisfacción hasta tristeza: tener al padre al lado y él con su mamá enfermita, despidiéndose, y su hermana también religiosa, diciéndome `quizás sea la ultima vez que la vea´… Eso me movió el alma. Y luego, la ceremonia con el ovispo hablando, con la gente llorando y el padre emocionadísimo. un brochero que se va para África significa mucho para ellos, algo muy muy fuerte para la villa de Traslasierra (Cura Brochero). Fue un momento histórico. Sentí mucha felicidad y emociones encontradas con los gestos del padre y con su entrega: abandona hasta su propia familia para hacer ésto, tan humano. Me quedaron esas sensaciones adentro, como que uno no está haciendo mucho por tanta gente; esa doble sensación; de alegría inmensa y vacío por no seguir ayudando. Ojalá que podamos seguir ayudando. Alta Gracia estará en África muy pronto».

NOTA RELACIONADA:

Una escultura de Brochero viajará a África

Compartir esta noticia
(Visto 24 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here