Por María Luz Cortez. Muchos automovilistas aminoran su marcha en el kilómetro 780 de la ruta 36 para observar los restos de lo que suponen un accidente más. Sin embargo, otros saben que aquel lugar fue el testigo del desenlace fatal del ex gobernador José Manuel De la Sota, el sábado 15 cerca de las 20 y ya presentaron sus primeras condolencias con una flor. 

El accidente ocurrió a pocos kilómetros de un retorno y de un cartel que anuncia el nombre de la autovía Juan Bautista Bustos. En el sector todavía custodia personal de la Caminera de Córdoba. Se pueden observar los restos del automóvil que conducía el ex gobernador. Lo más impactante son las manchas de sangre que aún se conservan en el parabrisas de lo que fue un Volvo. 
El paisaje desolado, sólo campos hay alrededor, y el cielo gris completan una escena que acompaña este día gris para muchos cordobeses.
Imágenes: Pablo Javier Rodriguez
Compartir esta noticia
(Visto 375 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here