Redacción Alta Gracia– Jonathan Peironele recibió trece años de condena por homicidio simple. El 3 de enero de 2016, le dió muerte a Hugo Villarreal (45), remisero de la empresa Villar Iglesias, con veinte puñaladas.

El jurado determinó que no había pruebas suficientes para condenarlo por «homicidio criminis causa» como solicitó el fiscal Alejandro Peralta Otonello, quien llevó el caso en la etapa investigativa. El juicio se desarrolló en la Cámara II de Tribunales II en Córdoba Capital.

La familia Villarreal no está conforme con la cantidad de años que le dieron a Peironele, sin embargo no apelarán el fallo de la corte.

EL CASO

Cabe recordar que Villarreal participó del cumpleaños de un pariente el domingo 3 de enero de 2016 por la tarde y luego se retiró abordo de su Honda Biz. Esa fue la última vez que sus familiares lo vieron con vida.

Luego de una intensa investigación y búsqueda por parte de familiares, la Brigada de Investigaciones y la justicia, se lo encontró muerto camino a las Canteras del Cerrito, a 300 metros de su motocicleta, cinco días después de su desaparición. La autopsia determinaría que falleció por una herida cortante en el tórax, pero recibió unas veinte puñaladas. Fue detenido un joven de 24 años, con quien mantenía una relación sentimental y había sido la última persona que lo vió. Además el aprehendido-que se hallaba en Laguna Larga en la vivienda de su ex-pareja- tenía en su poder el celular de Villarreal y “mucho dinero” según la declaración de la madre de su hijo.

 

Compartir esta noticia
(Visto 592 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here