La Tinta- Productores apícolas de Traslasierra se declaran en situación de alerta ante la masiva mortandad de abejas. La zona afectada es un sector de unos 30 kilómetros entre el cruce a La Paz y la ruta 148. Irreparable daño ambiental para el ecosistema y grave daño económico para los pequeños productores

Productores apícolas del Valle de Traslasierra se encuentran preocupados por las pérdidas de colmenas enteras que se produjeron en las últimas semanas en un superficie de 30 kilómetros ubicada entre el cruce de la localidad de La Paz y la Ruta 148.

Según publica el portal Traslasierra Noticia, allí los apicultores comenzaron a notar mermas en la población de abejas de la región y al cuantificar las pérdidas, dieron cuenta que se habían perdido cerca de 1.000 colmenas enteras en unos 2500 hectáreas aproximadamente, lo que eleva la cantidad de abejas muertas a un total de 72 millones de ejemplares.

Los damnificados nucleados en la Asociación de Apicultores de Traslasierra y del Valle del Conlara no sólo plantearon el tema ante los organismos públicos competentes, sino que además ordenaron tomar muestras para enviar a un laboratorio a los fines de procurar determinar qué provocó la muerte de las abejas. El portal de traslasierra señala que se evalúan distintas hipótesis, pero la principal apunta al envenenamiento por la fumigación de los campos.


Especialistas señalan que las abejas se están muriendo por varias causas, por el avance de la frontera agrícola, por la disminución de campos naturales y fundamentalmente por el uso intensivo y abuso de los agrotóxicos. La mortandad de abejas u otro animales son biomarcadores que están avisando lo que está pasando en el ambiente y es solo cuestión de tiempo que impactos similares sucedan a la población expuesta a estas sustancias. 


Sumado a esto, las pérdidas económicas son muy importantes para las pequeñas producciones de los apicultores, que en total implican un importante movimiento en la economía productiva de la región, amén del sostén de muchas familias.

l Consejo de Agricultura Familiar, conformado por el SENASA, INTA, SsAF, Agricultura Provincia y organizaciones de productores del oeste cordobés, informó que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria levantó muestras de abejas y cera para su análisis en laboratorios oficiales.

“El consejo se encuentra abocado a acompañar a los productores, y se estudiaran las acciones que puedan llevarse adelante, en el futuro inmediato, y se esperaran los resultados para poder sacar conclusiones finales. Al tratarse de un tema que incumbe tanto a la Nación, como la Provincia y municipios, el consejo se pone a total disposición para acompañar las acciones correspondientes, como ya lo viene haciendo en las distintas demandas que surgen en nuestra región”, afirmaron desde el Consejo.

Compartir esta noticia
(Visto 55 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here