Por Mauricio Contini– En Argentina, es obligatorio emitir facturas en formato electrónico. Esto es un reflejo de la transición de los trámites hacia la digitalización. De esta manera, los organismos fiscales pueden regular más eficientemente las diversas operaciones.

Las empresas y monotributistas también pueden aprovechar los beneficios y ventajas de la tecnología. Si bien la transición entre el papel y la virtualización no es fácil, los sistemas contables simplifican este proceso.

En esta nota, repasamos algunas claves para agilizar y optimizar al máximo la facturación electrónica, a través de un sistema contable.

¿Por qué conviene facturar desde un sistema contable?

La facturación electrónica desde el portal de AFIP puede resultar engorrosa. Entre otros motivos porque, cada vez que necesitamos generar un comprobante, debemos acceder al portal con nuestra clave fiscal e ingresar todos los datos manualmente. Además, el sitio del organismo se caracteriza por su inestabilidad y mal funcionamiento.

Una opción para solucionar esto y agilizar al máximo los procesos de facturación es incorporar un software específico. Estos programas están específicamente diseñados para realizar las tareas contables de una empresa. De esta manera, los sistemas contables permiten generar la facturación de AFIP, sin la necesidad de ingresar al portal oficial.

Claves para agilizar la facturación

Una vez que incorporamos un sistema contable, este nos permitirá agilizar y optimizar al máximo los procesos de facturación. A continuación, repasamos algunas claves para lograrlo:

Guardar los datos

A diferencia del portal de AFIP, en el que debemos ingresar manualmente los datos, estos sistemas nos permiten guardar la información de los clientes. De esta manera, evitamos, por un lado, el ingreso manual de nombres y números complejos y, a la vez, los posibles errores que esto suele generar.

  • Consultar la información

Los sistemas contables nos permiten analizar y rastrear toda la información de la empresa en tiempo real y desde cualquier dispositivo con acceso a internet. De esta manera, podemos acceder a facturas anteriores y asegurarnos que todo se encuentre en orden.

  • Dinamizar los procesos

Otra clave, a la hora de facturar, es aprovechar los recursos del sistema contable para dinamizar los procesos. Por ejemplo, una vez que generamos la factura, podemos enviar al cliente desde el mismo sitio.

  • Recopilar la información

Cada factura constituye una fuente de información muy valiosa para una empresa. Estos comprobantes aportan datos cruciales para realizar los balances de una empresa y gestionar su contabilidad.

  • Realizar capacitaciones

Generalmente, los sistemas contables tienen interfaces simples e intuitivas diseñadas para que cualquier usuario los utilice. Sin embargo, si deseamos aprovechar al máximo los recursos y funcionalidades de estas herramientas, es recomendable realizar capacitaciones. Para ello, muchos de estos programas ofrecen recursos de formación como tutoriales, blogs y atención permanente para solucionar cualquier duda que pueda surgir.

  • Descargar App

Por último, cuando hablamos de digitalizar los procesos, es clave incorporar las aplicaciones móviles que nos permiten ingresar al sistema desde nuestros dispositivos electrónicos. Esto no solo agiliza el ingreso y acceso a la información, sino que también nos permite mantenernos informados y actualizados en todo momento y lugar.

Compartir esta noticia
(Visto 27 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here