Por Florencia Gordillo – El proyecto obtuvo 129 votos afirmativos y 125 negativos, y una abstención: la de la legisladora cordobesa Alejandra Vigo. El proyecto permite interrumpir voluntariamente los embarazos hasta la semana 14. Tras la votación en general, los diputados avanzan ahora artículo por artículo.

La Cámara de Diputados aprobó este jueves el proyecto de despenalización del aborto. Es una de las principales demandas del movimiento feminista.

La sesión empezó pasadas las 11 de la mañana del miércoles y se extendió hasta pasadas las 10 del jueves.

El proyecto que permite interrumpir voluntariamente los embarazos hasta la semana 14 fue presentado durante siete años consecutivos por la Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito: esta es la primera vez que logra ser debatido en el recinto del Congreso.

Afuera, miles de mujeres esperaron un día entero por una votación histórica entre bolsas de dormir, glitter, megáfonos y fogatas. Algunas con la consigna de la legalización, otras diciendo defender «las dos vidas». Las primeras festejaron abrazadas que el proyecto, luego de siete intentos, consiguió la media sanción. Aunque el resultado final ocasionó algunos disturbios entre ambos grupos.

Aún sin conocer el resultado había un clima festivo: el feminismo es el actor político que más convoca e interpela a la sociedad. Los pañuelos verdes, como símbolo de reivindicación de derechos, ocuparon ocho cuadras de Avenida Callao.

Aunque en principio se anunció que el proyecto había sido aprobado por 131 votos afirmativos y 123 negativos, esto generó una gran confusión ya que dos diputados aclararon que su voto no era positivo sino negativo. Sin embargo, este error en el cómputo de votos, que exacerbó los ánimos, no modificó la votación final: el proyecto fue aprobado por Diputados, y ahora deberá sortear el debate en el Senado.

El marco legal del aborto

En la Argentina, el aborto es legal sólo en dos excepciones: para evitar un peligro para la vida o la salud de la mujer gestante o si el embarazo proviene de una violación. Es una figura del Código Penal, a través de la cual no se criminaliza a la práctica sino a las personas gestantes.

Las cordobesas tienen además otra traba para acceder a un aborto seguro. Hace seis años que no se aplica la “Guía de procedimientos para la atención de pacientes que soliciten prácticas de aborto no punible” por un amparo presentado en 2012 por la asociación civil Portal de Belén. El Tribunal Superior de Justicia aún no se expidió al respecto.

El debate por la despenalización del aborto es un avance no sólo en términos de derechos sexuales y reproductivos sino también para ampliar el ejercicio de mayores libertades.

Fuente: La Nueva Mañana

Compartir esta noticia
(Visto 77 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here