Por Redacción Alta Gracia. En el día mundial de la Concientización sobre el Autismo, Romina Zedjlik comparte su experiencia como mamá TEA. Su hijo Lazaro «Yayi» fue diagnosticado a los dos años y ocho meses (en ese momento TGB). Autora de dos libros y creadora de una fundación para acompañar a otras familias de niños con trastornos del espectro autista, esta vecina de Alta Gracia relata que hay mucha diversidad dentro del espectro autista. «Como padres pasamos por distintos estadíos desde querer curar a nuestros hijos (cuando en realidad no se cura), hasta entender que él tiene una manera diferente de mirar y entender el mundo», explicó Romina. La falta de contacto visual, se aislaba socialmente, ciertos movimientos repetitivos, la ausencia de miedo ante el peligro, fueron algunas de las señales que llevaron a la familia a la consulta médica.

El camino que recorrió con su marido por las trabas del entorno la llevó a capacitarse en derechos, escribir dos libros y, junto con un grupo de personas, a formar la Fundación por la Inclusión Plena en Alta Gracia. Sobre la Fundación precisó que uno de los objetivos es asesorar a las familias para qué acompañarlos en los reclamos y para ayudarlos a garantizar sus derechos. También tienen jornadas, charlas que, en la actualidad son inevitablemente virtuales, que les permitió llegar a personas de otras localidades y de otros países.

Romina vive en Alta Gracia. Es docente de inglés y mamá de cuatro hijos. El diagnóstico de Lázaro (el segundo de ellos) llegó cuando tenía dos años y ocho meses. Romina detalló que ella también está diagnosticada con autismo. «En las mujeres queda más enmascarado. La rigidez de pensamiento, la inflexibilidad ante los cambios, los intereses restringidos», explicó sobre las características.

Campaña de Pictogramas

Se está llevando adelante una campaña, el primer paso es que los comercios pongan pictogramas. «Los pictogramas son apoyos visuales que favoren la comunicación de personas con autismo y también con otras discapacidades. Si uno lo piensa también ayuda a personas que no saben leer o escribir». detalló sobre la ventaja de la campaña impulsada por la Fundación Plena.

Respecto de las políticas públicas en Alta Gracia: «Creo que Alta Gracia apuesta a todas las propuestas en cuanto a la discapacidad. Pero siempre falta un poquito más para hacer. La idea es seguir un poco más. Agradecidos con la ciudad de Alta Gracia y con el Centro de Comercio que nos apoyó en la campaña».

Compartir esta noticia
(Visto 22 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here