Redacción Alta Gracia- Desde MUMALA (Mujeres de la Matria Latinoamericana) expresaron la necesidad de considerar el acoso callejero como un delictivo. «En la ciudad, nos encontramos en los últimos seis meses con un auto caudal de denuncias por acoso», expresaron desde la organización.

A través de un comunicado de prensa, desde Mumala expresaron que «en la ciudad de Alta Gracia nos encontramos en los últimos 6 meses con un alto caudal de denuncias sobre acoso sexual, las mismas volcadas en las redes sociales de las víctimas, a veces con datos como «una camioneta que me siguió» y otras más específicas incluso con foto y escrache del agresor.

«Este año viene cargado de crímenes sexuales en nuestra ciudad, que antes no eran denunciados o no alcanzaban la visibilidad que tienen hoy.

«Comenzamos con el caso de Micaela, una joven de 17 años que fue violada a la salida del boliche mosquita muerta. En mayo, Silvia Maddalena de 32 años fue violada y asesinada en su consultorio odontológico de av. Libertador.

«Se sumaron denuncias hacia “el acosador de Villa Oviedo” (o de la calesita) y sin ir más lejos el hecho ocurrido el domingo en barrio la perla, en el cual un joven de 29 años intento , mediante la fuerza, someter a niñas de 7 años mientras jugaban en la plaza.

«A nosotras las mujeres nos enseñaron a tener miedo a estas situaciones y a generar un sistema de auto cuidado sobre qué hacer para sentirnos un poquito más seguras al habitar la vía publica. Esa sensación de inseguridad, asociada al simple hecho de nacer mujeres es un límite al momento de desarrollar nuestras vidas.

«Necesitamos un cambio de paradigma, las mujeres y niñas no provocamos las agresiones, ni queremos ser acosadas, ni violadas, son los agresores el problema y los que vuelven inseguro transitar por la vía publica. Entonces el cambio social tiene q estar dirigido hacia ellos, enseñándoles a no violar.
«No decimos que todos los varones son agresores sino que todas las mujeres tenemos miedo de ser agredidas.

«Según la encuesta nacional de mumala (realizada en mayo de 2017 en nuestra ciudad) 93% de las mujeres temen ser agredidas, el 100% toma algunas medidas de prevención para evitar la sensación de inseguridad desde ir al baño acompañada, hasta portar gas pimienta, por ejemplo.

«Y nos preguntamos: ¿Porque los casos de acoso no llegan a la justicia?
En el código penal argentino no se tipifica como un delito el acoso sexual salvo que durante el hecho se produzca un acto delictivo como abuso, privación ilegítima de la libertad, amenazas, muerte, etc.
Esto nos deja a las mujeres y niñas en un estado de indefensión, dado que ante un ataque o el miedo al mismo no tenemos un respaldo legal que nos proteja.

«Es por esto que exigimos al estado nacional que reevalúe el proyecto de ley para identificar prevenir y sancionar el acoso callejero, incluyendo al mismo como delito en el código penal.

«Al estado Municipal un protocolo de acción en casos de acoso para identificarlos y tener un proceder correcto en la denuncia y la forma de realizarla (dado que hoy esta únicamente tipificado como contravención) y ademas que se generen proyectos y programas para prevenir el acoso dirigidas hacia los varones para evitar las agresiones, desmitificar al piropo como algo bueno y crear una sociedad un poco más segura»

 

Compartir esta noticia
(Visto 132 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here