La Nueva Mañana- Las instalaciones ubicadas en Cuesta Blanca amanecieron rodeadas de personal policial, en el marco de la toma provisoria del servicio de agua por parte de la Municipalidad de Carlos Paz.

Desde las primeras horas de este jueves se desarrolla un nuevo capítulo en la disputa por el servicio de agua potable en Villa Carlos Paz: los trabajadores de la Coopi ven impedido el ingreso a la planta potabilizadora ubicada en Cuesta Blanca, que amaneció con un buen número de policías cortando los accesos en las calles aledañas. La situación se da en el marco de la toma provisoria del servicio anunciada por la Municipalidad de Carlos Paz, y pese a que restan resolverse instancias judiciales y administrativas de un conflicto que viene de la anterior gestión local.  

“Por orden de la municipalidad de Villa Carlos Paz, personal de la policía y de la Guardia de Infantería está apostado en el ingreso a la planta potabilizadora de Cuesta Blanca” aseguró el abogado Claudio Orosz, representante de la  Coopi. “El municipio pretende avanzar hoy en la toma de servicio de agua por decreto y sin que la Cámara Contencioso Administrativa número 2 se haya expedido aún sobre el amparo presentado por socios y trabajadores socios de la Cooperativa, ante la arbitrariedad del decreto 534”, aseguró.

Además de esa circunstancia legal, aún no se resolvió en la sede administrativa del Ministerio de Trabajo cuántos cooperativistas  abocados al servicio de agua serían absorbidos por la planta municipal.

El cordón policial, completó Orosz, “también impide el ingreso a la cuadrilla de trabajadores que desde el martes trabaja en la reparación de los daños ocasionados a la planta potabilizadora en la última creciente”.

Compartir esta noticia
(Visto 38 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here