Resumen de la Región- Las agresiones ocurrieron en la intersección de Intendente Peralta y Av. del Libertador a plena luz del día. Más de una docena de personas los persiguieron hasta una casa donde estos hombres advirtieron que eran policías. Hay hermético silencio sobre lo ocurrido.

Un caso por demás preocupante ocurrió durante la mañana del sábado en nuestra ciudad. Preocupante, no solo por la magnitud de lo sucedido, sino por el silencio de quienes debieron dar una explicación al respecto, y guardaron hermético silencio.

Eran alrededor de las 10 horas cuando una mujer que trabaja como chofer en una empresa de remis observa cómo dos hombres (de civil) golpeaban a una mujer en la intersección de Intendente Peralta y Av. del Libertador y la suben a un automóvil .

De inmediato dio aviso a la Central de Comunicaciones de la empresa y se bajó del auto con un matafuegos “estaba indignada”, le aseguró a sus compañeros; pero el otro vehículo comenzó su huída a gran velocidad. Mientras desde la Central de empresa llaman a la Policía, estas dos personas (a bordo de un Chevrolet Corsa Classic MVT 452) continúan su marcha, ya con varios remises por detrás, quienes se unieron rápidamente para que el vehículo no se perdiera de vista mientras llegaba la Policía.

En su marcha, la mujer que era llevada contra su voluntad advertía por la luneta trasera que los que la llevaban tenían un arma. Uno de los remises, le cruzó el auto en su camino para que detenga la marcha, y el conductor del Corsa lo choca y sigue (le provocó solo daños menores) hasta su destino. Alrededor de 10 automóviles de alquiler son los que siguen a este vehículo hasta un domicilio (Calle Olmos al 1400 de barrio Córdoba), donde estas personas ingresan con la supuesta secuestrada. Rápidamente llega un móvil de Infantería y otro de la Patrulla Urbana al sector pero uno de estos hombres advierte que es policía, y saca su identificación. Los remiseros se fueron del lugar y dejaron el tema en manos de los uniformados, quienes ingresaron a la vivienda. Más tarde se supo, que la mujer quiso hacer la denuncia sobre lo ocurrido en la Comisaría, pero nadie se la tomó.

Este medio intentó que la policía diera su versión oficial de los hechos,  pero hasta el momento nadie dijo nada. El nombre de estos policías (uno trabajaría en una comuna vecina y el otro en Villa Oviedo) ya comenzó a difundirse por las redes, pero aún no habría imputaciones. El caso fue observado por más de una docena de testigos, y sin embargo hay un profundo silencio.

Desde la fiscalía advirtieron que no hay procedimiento entregado en la Unidad Judicial en relación a este tema, y “no surge ninguna denuncia de violencia familiar en circunstancias parecidas a las que mencionan los testigos”.

¿Donde denunciar? Cabe recordar que hace poco tiempo fue presentado el Protocolo de Acción para mujeres víctimas de violencia. Con autoridades provinciales y municipales, se dio a conocer el procedimiento a seguir, y de qué manera acompañar en estos casos.

Foto Ilustrativa

 

Compartir esta noticia
(Visto 1.478 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here