Redacción Alta Gracia- Hace unos días se clausuró el lugar y una de las trabajadoras fue imputada como supuesta autora de lesiones leves.

El viernes 17 de agosto, el Fiscal Alejandro Peralta Otonello del Turno II de la Fiscalía de Alta Gracia, ordenó la imputación de una mujer que cuidaba a los abuelos que se hospedaban en el sitio, ubicado en Liniers al 800.

La denuncia fue realizada por la hija de la víctima, de 76 años, quien fue internada en un nosocomio privado de la ciudad debido a su estado de salud. La mujer señaló, a través de sus dichos, quien le habría propinado los golpes. Además se recibieron otros testimonios y se tomaron medidas preventivas con los otros pacientes. En pocos días atestiguará la persona acusada y se decidirá su situación procesal.

A la vez, la Secretaría General de la Municipalidad de Alta Gracia, a cargo de Roberto Urreta, clausuró el geriátrico por falta de habilitación comercial. Los propietarios habían sido notificados el 9 de agosto y tenían cinco días hábiles para presentar toda la documentación necesaria.

Compartir esta noticia
(Visto 380 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here