La Voz del Interior- Minutos después de las 3, un hombre de 29 años se presentó en la Comisaría local para autoincriminarse.

El fiscal de Cosquín, Martín Bertone, investiga el crimen de un hombre de 63 años, de apellido López, cuyo cuerpo apareció en su casa de calle Del Campillo al 200, en Bialet Massé.

Minutos después de las 3, un hombre de 29 años, con el mismo apellido, se presentó en la Comisaría local para autoincriminarse.

«El diablo me dijo que matara a los López», señaló quien sería el hijo de la víctima, según fuentes del caso.

 

Compartir esta noticia
(Visto 541 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here