Redacción Alta Gracia– Gabriel D’alessandro vió la historia de Pedro y se sintió identificado. También nació en Alta Gracia y fue recibido por el Doctor Polacov. A los días de nacido fue dado en adopción. Hace años busca a sus padres biológicos. 

Este medio publicó la historia de Pedro, un hombre que busca a sus familiares y que fue viralizado a través de las redes sociales. Gabriel se sintió identificado y nos relató que hace años busca a su madre biológica. Fue adoptado por una familia de Alta Gracia y vivió en esta ciudad hasta que se mudaron a la ciudad capital, pero siempre trató de mantener contacto con algunos familiares de sus padres adoptivos.

«Siempre leo cosas de mi ciudad natal y me llevé  una sorpresa cuando leí la historia de Pedro. La misma clínica, el mismo médico, solo cambia la fecha de nacimiento. Lo único que yo agrego es que la enfermera que trabajaba con el Doctor Pedro Polacov se llamaba Rosita», relata en diálogo con Redacción Alta Gracia. 

«Figuro en el DNI con fecha de nacimiento del 17 de febrero de 1968, pero mi verdadera fecha sería entre el 12 y el 14 de febrero de ese año, por lo que me cuenta mi madre y abuela adoptiva. Busqué mi historia clínica en Alta Gracia pero no la conseguí», dice.

Con lo único que cuenta Gabriel es que su madre se llamaba Graciela, oriunda de Buenos Aires y cursaba sus estudios universitarios en la Universidad Nacional de Córdoba.

«Para la época estaba mal visto estar estudiando y estar embarazada. Me imagino que fue por eso que vino a Alta Gracia y me entregó en adopción pero me dejó con el nombre de Gabriel y un segundo nombre José como la clínica», apunta.

«Yo la sigo buscando, nunca bajé los brazos. La  mía es una historia muy parecida a la de Pedro y no sé si no habrá otros más pero cuando emprendí la búsqueda me encontré con varias personas que habían nacido en esa clínica. Actualmente estoy enfermo con hipertensión, mal del corazón, diabetes y creo que tata dios no me lleva hasta no saber mi verdad, por eso sigo luchando», concluye Gabriel.

«En esta casa viví hasta que fallece mi padre del corazón. .Al morir él aparece mi madre biológica y le deja una carta dándole las gracias por mi crianza»

La Clínica San José funcionaba donde actualmente está emplazada la Clínica Privada Santa María (Belisario Roldan 30). «Primero se llamó Instituto Médico San José, luego Clínica Central y ahora Clínica Santa María. Cambió de dueños y de nombre en la década del 80. En esa época le agregaron el segundo piso y lo remodelaron», contó el arquitecto Walter Villareal consultado sobre el edificio.

Una historia similar se conoció en el 2014

Se trata de Gustavo Rivadero, un hombre que pegó afiches en los comercios  locales buscando a su madre biológica y luego contó su historia en un conocido programa de televisión de Buenos Aires. También había nacido en el Instituto Médico San José y fue dado en adopción.

Según relató ante las cámaras de América TV que él no se encontraba parecido a sus padres y se hizo un estudio de ADN a escondida de ellos. Su madre adoptiva admitió que no le dijo la verdad en aquel tiempo y que había sido adoptado en la clínica de Alta Gracia.

La madre adoptiva agregó «el doctor me dijo: ‘la mamá del nene es una chica morenita, joven, linda, el padre estudia en Córdoba y los abuelos viven en Alta Gracia’. Yo quería ese niño, yo tendría que haber averiguado más cosas”.

«Según consta en su único certificado de nacimiento, nació en Alta Gracia el 26 de septiembre de 1972 a las 01.00 de la madrugada en la Clínica San José, firmó el doctor José González», publicó el diario Resumen de la Región en enero de 2014.

 

 

Compartir esta noticia
(Visto 1.044 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here