Por Alicia Lucero. Los estudiantes, especialmente del secundario, pelean por la nota. ¿Y esto, será bueno? En la casa se suele escuchar como respuesta de los estudiantes, a los que se les indica “estudiar”: “Pero…si ya tengo nota», o «No me hace falta estudiar; quédate tranquila, mamá…con un seis me alcanza». 

Las preguntas y cuestionamientos se agolpan en la cabeza de los padres y madres responsables y guías de estos estudiantes. ¿Qué pasa con mi hijo y su responsabilidad de estudiar?. ¿Qué debo hacer ante esta postura? ¿Realmente será necesario presionarlo…?

Para ayudarlos a pensar aquí les brindo algunas ideas:

  • Las desventajas de esta postura son:

-El  alumno se ha convertido, inconscientemente, en un especulador.

– Con esta manera de actuar puede perder la noción de ser responsable en sus conductas.

– También, se verá empobrecido en el perfil de inteligencia.

– Y los resultados generales, no son buenos para él ni para la clase.

  • Pero las ventajas de estudiar todos los días se pueden mostrar, con  mayores respuestas:

– Aprender en la escuela, (para eso se suele asistir).

– El hábito de estudiar cada día, mejora y enriquece al estudiante como persona. Además lo empodera; quiero decirte que le da poder.

– Estudiar todos los días lo ayuda a ser responsable y autónomo, para no depender tanto de otros.

– Estudiar te hace libre.

Fotografía: www.treslineas.com.ar

Compartir esta noticia
(Visto 93 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here