Por Claudia Moreno – «Vayan a la justicia», dijo el concejal hermano del intendente. «No vamos a avalar un estado bobo», le retrucó el radical. Esta discusión se generó en el marco del proyecto para aumentar el precio de los stand del próximo evento «Peperina»

La segunda sesión del año arrancó con algunos «trapitos» ventilándose entre ambos bloques. La sesión inició después de las 12.30 horas y se extendió hasta pasadas las 14.00. No hubo muchos temas a tratar pero si el despacho del comisión de legislación general que generó discusiones entre los ediles.

Se trata del proyecto que envió el intendente la semana pasada y que solicita la modificación de un artículo de la ordenanza sobre el evento Peperina. La modificación del artículo 5 pretende regular el precio de los stand de acuerdo a los índices inflacionarios.

En este marco, el radical Roberto Brunengo argumentó que esa modificación deja al descubierto que el concepto de «transparencia» no se estaría aplicando. «Pudimos observar cómo funcionarios municipales son parte de la organización. Se está haciendo negocios con el mismo Estado?» – se preguntó. «No vamos a convalidar un estado bobo donde se socializan los gastos pero las ganancias quedan para un par de pícaros», dijo.

A su turno y como respuesta, el concejal de Unión por Córdoba Marcos Torres, expresó «la acusación es muy grave. Los invito a que vayan a la justicia que ella clarificará los hechos. Este gobierno de UPC no tiene ninguna causa abierta, ningún proceso. Pero  desde la vereda desde donde nos señalan todavía tienen una causa en la justicia que fue un bochorno a nivel provincial y nacional».

Finalmente el proyecto para que se modifiquen las tarifas de los stand del evento se aprobó por mayoría.

Foto. Archivo

Compartir esta noticia
(Visto 316 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here