Redacción Alta Gracia– Este martes camiones del municipio empezaron a hacer el desalojo y traslado de las familias que habitaban el inmueble desde hace años. Los ocupantes cuestionaron la falta de aviso previo para desocupar. 

Luego de varias gestiones se llevó adelante el operativo de desalojo de las familias que ocupaban el inmueble. El mismo es  propiedad de la familia Vlasov y será reacondicionada para construir centro cultural puesto que la vieja casona fue una de las viviendas que ocupó la familia de Ernesto «Che» Guevara.

El operativo comenzó alrededor de las 10 de la mañana con la presencia de la Guardia de Infantería, personal de Seguridad Ciudadana y funcionarios judiciales. Se realizó con total normalidad pero no sin quejas por falta de pre-aviso, según los propietarios.

En diálogo con Redacción Alta Gracia, Paola Monjes una de las ocupantes de la casona contó – en pleno desalojo- que «nos dijeron que nos iban a avisar una semana antes (del desalojo), pero vinieron hoy y me sacaron así de una, estaban los chicos durmiendo. No tengo palabras».

Serán trasladados a unos lotes que el municipio donó en barrio Parque Virrey donde se les construyó una pequeña vivienda prefabricada. «Ahora nos vamos para allá, pero no tenemos luz, ni agua. No terminaron de poner las puertas y las instalaciones del baño», dijo Monjes.

A su vez, el Asesor Letrado del municipio Daniel Villar explicó a este medio que «el desalojo es algo que ya se viene trabajando desde hace dos años y debía hacerse para cumplir los plazos judiciales. Fue con total tranquilidad. Al ser familias que están en situación de calle, yo me he comprometido a que el municipio pueda brindar la ayuda necesaria».

En relación al reclamo concreto de falta de luz y agua en la vivienda a la que fueron traslados, Villar informó que se les brindó los materiales para el pilar de luz y un tanque de agua. «Hemos hablado con EPEC para que se les conecte la luz ya que no les querían habilitar porque deben tener la certificación de un electricista matriculado y eso, en las condiciones en las que está esta familia, es imposible. En el transcurso de los días se irán haciendo las otras cosas que faltan».

Las familias que ocuparon de manera ilegal la casona desde hace 5 u 8 años. Una de ellas, en primer lugar vivió en las inmediaciones del puente Armenia. Más tarde se instalaron atrás de la pileta Olímpica, en el García Lorca.

La casona donde vivió el «Che» Guevara

«El señorial edificio conoció épocas mejores y hoy presenta un marcado dete­rioro, basura acumulada en el ­jardín y un eucaliptus que la amenaza. La casa tiene indudable valor patrimonial, más un agregado difícil de empardar: en sus pasillos correteó, jugó y mejoró del asma Ernesto Guevara, mucho antes de ser el Che», publicó el matutino La Voz del Interior en el 2016.

«Tras la puesta en marcha de la casa-museo dedicado a Guevara en el chalet Villa Nydia, ubicado justo enfrente, desde hace tiempo está en los planes municipales la idea de revalorizar otro de los varios –exactamente seis– lugares de residencia del mítico guerrillero en esta ciudad.

«Villa Chichita era conocida en los años 30 como “la casa de los fantasmas”. La creencia popular esparcía que era difícil de alquilar porque era escenario de extraños ruidos y apariciones.

Adquirirla, ponerla en valor y crear allí un centro cultural ligado a Guevara, con eje en el lenguaje multimedia, es el desafío que se ha planteado la Municipalidad de Alta Gracia. Ha conseguido un compromiso de la Nación, que ­espera ver traducido en fondos para las obras, y el aval de la familia Guevara», destaca el medio de tirada provincial.

 

Compartir esta noticia
(Visto 1.300 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here