Por Adrián Camerano. «Qué se te va pasando el tiempo, mujer… que la vida se te va” cantaba anoche Vicentico, y una multitud deliraba -precisamente en Carnaval- con uno de los tantos hits que jalonaron la presentación de Los Fabulosos Cadillacs. El número central de la segunda fecha del Cosquín Rock cumplió con creces la enorme expectativa que había generado: LFC no es una banda que toque seguido, menos en Córdoba, y asegura precisamente eso, show demoledores y para todas las edades, con ya tres generaciones que crecieron al abrigo de su música.

El combo que lideran Vicentico y Sr. Flavio pisó el escenario principal a las 0.45 y se despidió pasadas las 2. La apertura fue como un cross a la quijada: abrieron con “Manuel Santillán, El León” y siguieron con su primer hit, bien ochentoso: “Mi novia se cayó en un pozo ciego”. La banda lució renovada, con los hijos de ambos líderes como miembros estables, la vuelta del gran Sergio Rotman tras el parate del año pasado y una rotación en los instrumentos que significó desbalance alguno. Así, Vicentico cedió la voz en un tema y se animó al teclado, Flavio rotó bajo por batería y su hijo Astor viceversa, y el mismo bajista fue cantante en varios pasajes del show. Pura ganancia para un grupo que ha demostrado coherencia y que lejos está de ser una copia de sí mismo: siempre buscó nuevos caminos.

El set siguió con temas potentes, como “Demasiada presión” y “El Genio del Dub”, y -hablando de reiventarse- también hubo espacio para dos gemas de la última placa, “El Fantasma” y “La Tormenta”. De vuelta a los clásicos, momento emotivo y participación del público en “Calaveras y Diablitos”, y golpes de efecto con “Saco Azul” y “Las Venas Abiertas de América latina”. Y si de rock combativo se trata, qué mejor que “Mal Bicho” y “Matador”, y también “Carnaval toda la vida” para que todos sepan qué linda que es la vida en Carnaval, y con los Cadillacs arriba del escenario.

El postre de los bises regaló “Mañana en el Abasto”, de Sumo; “Siguiendo la Luna” y “Vasos Vacíos”. Imposible pedir más.

Gemas sueltas de la segunda jornada

Pero antes de LFC hubo en el predio momentos interesantes, aún en bandas que se presentaban por segunda vez consecutiva y que corrían el riesgo de reiterarse. Tal es el caso de Los Pericos, que están celebrando los 30 años y repasaron este domingo temas de su segunda década. Cultores de un público fiel, ganaron aplausos con sendas invitaciones al escenario para Ciro Martínez y Juanse. Y también fue el caso del ex Ratones Paranoicos, que junto al mismo Ciro reforzó su show con una versión power de Ruta 66 que el autor, Bobby Troup, jamás hubiera soñado, tocada aquí en homenaje a Pappo.

Además, en el escenario principal hubo dos largos y festejados sets de La Vela Puerca y el ricotero Skay, y antes los mejicanos Panteón Rococó y una versión de «Banderitas y Globos», de Sumo, junto a Germán Daffunchio. Un rato más tarde, en el temático reggae descolló Fidel Nadal y Todos Tus Muertos. El carismático cantante aulló una lista de hits: “Andate”, “Mate”, Adelita”, “Dale Aborigen” y “Gente que no” fueron algunos de los clásicos de una banda que está de regreso, tras la muerte del guitarrista “Gamexane” Villafañe.

Para este lunes, tercera y última fecha, el plato convocante es La Berisso, pero el Cosquín siempre tiene más. Por caso, Las Pelotas (13.15), Los Guarros (19.15), Hernán Casciari y su “obra en construcción” (19.30) y un extenso homenaje al rock nacional, que significará el debut en CR del ex Manal, Javier Martínez, a los 71 años. Surikata Ki, formada en Alta Gracia, sube a las 16.40 al Quilmes Garaje Band.

Que se te va pasando el tiempo, mujer… que la vida se te va” cantaba anoche Vicentico, y una multitud deliraba -precisamente en Carnaval- con uno de los tantos hits que jalonaron la presentación de Los Fabulosos Cadillacs. El número central de la segunda fecha del Cosquín Rock cumplió con creces la enorme expectativa que había generado: LFC no es una banda que toque seguido, menos en Córdoba, y asegura precisamente eso, show demoledores y para todas las edades, con ya tres generaciones que crecieron al abrigo de su música.

El combo que lideran Vicentico y Sr. Flavio pisó el escenario principal a las 0.45 y se despidió pasadas las 2. La apertura fue como un cross a la quijada: abrieron con “Manuel Santillán, El León” y siguieron con su primer hit, bien ochentoso: “Mi novia se cayó en un pozo ciego”. La banda lució renovada, con los hijos de ambos líderes como miembros estables, la vuelta del gran Sergio Rotman tras el parate del año pasado y una rotación en los instrumentos que significó desbalance alguno. Así, Vicentico cedió la voz en un tema y se animó al teclado, Flavio rotó bajo por batería y su hijo Astor viceversa, y el mismo bajista fue cantante en varios pasajes del show. Pura ganancia para un grupo que ha demostrado coherencia y que lejos está de ser una copia de sí mismo: siempre buscó nuevos caminos.

El set siguió con temas potentes, como “Demasiada presión” y “El Genio del Dub”, y -hablando de reiventarse- también hubo espacio para dos gemas de la última placa, “El Fantasma” y “La Tormenta”. De vuelta a los clásicos, momento emotivo y participación del público en “Calaveras y Diablitos”, y golpes de efecto con “Saco Azul” y “Las Venas Abiertas de América latina”. Y si de rock combativo se trata, qué mejor que “Mal Bicho” y “Matador”, y también “Carnaval toda la vida” para que todos sepan qué linda que es la vida en Carnaval, y con los Cadillacs arriba del escenario.

El postre de los bises regaló “Mañana en el Abasto”, de Sumo; “Siguiendo la Luna” y “Vasos Vacíos”. Imposible pedir más.

Gemas sueltas de la segunda jornada

Pero antes de LFC hubo en el predio momentos interesantes, aún en bandas que se presentaban por segunda vez consecutiva y que corrían el riesgo de reiterarse. Tal es el caso de Los Pericos, que están celebrando los 30 años y repasaron este domingo temas de su segunda década. Cultores de un público fiel, ganaron aplausos con sendas invitaciones al escenario para Ciro Martínez y Juanse. Y también fue el caso del ex Ratones Paranoicos, que junto al mismo Ciro reforzó su show con una versión power de Ruta 66 que el autor, Bobby Troup, jamás hubiera soñado, tocada aquí en homenaje a Pappo.

Además, en el escenario principal hubo dos largos y festejados sets de La Vela Puerca y el ricotero Skay, y antes los mejicanos Panteón Rococó y una versión de «Banderitas y Globos», de Sumo, junto a Germán Daffunchio. Un rato más tarde, en el temático reggae descolló Fidel Nadal y Todos Tus Muertos. El carismático cantante aulló una lista de hits: “Andate”, “Mate”, Adelita”, “Dale Aborigen” y “Gente que no” fueron algunos de los clásicos de una banda que está de regreso, tras la muerte del guitarrista “Gamexane” Villafañe.

Para este lunes, tercera y última fecha, el plato convocante es La Berisso, pero el Cosquín siempre tiene más. Por caso, Las Pelotas (13.15), Los Guarros (19.15), Hernán Casciari y su “obra en construcción” (19.30) y un extenso homenaje al rock nacional, que significará el debut en CR del ex Manal, Javier Martínez, a los 71 años. Surikata Ki, formada en Alta Gracia, sube a las 16.40 al Quilmes Garaje Band.

Compartir esta noticia
(Visto 121 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here