Redacción Alta Gracia. May Rodríguez, la madre del pequeño que falleció la semana pasada ahogado en una pileta de lona en una guardería de Anisacate publicó una carta abierta en su Facebook para pedir justicia por el niño. Tenía un año y medio. 

En su cuenta en la red social, May Rodríguez recuerda a su hijo y lo despide con dolor. El bebé falleció el pasado 10 de enero, luego de haberse ahogado en una pileta en una guardería de Anisacate.

«Quiero que todo el mundo conozca lo que era mi hijo Teo Nicolás. Creo que una imagen vale más que mil palabras.. su sonrisa, su picardía, sus travesuras, su dulzura, su amor plasmado en estas fotos y vídeos! No quería hacer esto pero quiero que todo el mundo vea lo feliz y lleno de vida que era Teo realmente de admirar», comienza describiendo a pequeño.

«Todas las mañanas que despertamos a Teo, él siempre con una sonrisa, una sonrisa era la respuesta de él para todo y todos.. me apena que lo conozcan en estos momentos pero no quiero que nadie se olvide de él. Era realmente especial y era imposible sentir tristeza si estabas a su lado!. Siempre sonrisas y alegría para todos los que lo conocieron y compartieron un mínimo momento con él! Se me cierra el pecho mientras escribo esto.

«Teo fue un bebé muy esperado pasamos muchas cosas con su papá para que el llegará a este mundo.. todos los días lo hemos cuidado con tanto amor. Sus papás, su hermano, sus abuelos, sus tías, todos le hemos dado infinito amor», cuenta en su extensa carta.

Más adelante, May expresa su profundo dolor y su despedida.

«Brilla hijo, seguí iluminando a todos con tu sonrisa, tu carita pícara desde donde quiera que estés.  Jamás nos sueltes mucho menos a tu hermano. Yo se que no falta tanto para volver a abrazarnos y darnos muchos BAA (besos) Mi pequeño travieso. Sé feliz. Seguí haciendo travesuras – por favor – donde quiera que estés quiero creer que vas a poder seguir disfrutando de la vida como tanto te gustaba (…)

«No sabés lo que me cuesta dejarte ir mi Hijito! Te amo con la vida entera! Me dejaste acá pero estoy sin vida hijo mío! Mi Alma ya no está se fue con vos! Gracias por el tiempo compartido aprendí tanto de vos! Hasta viéndote luchar por tu vida que tanto amabas en esa terapia. Mi pequeño guerrero, tan valiente. Sé feliz. Danos resignación para poder seguir viviendo», reza parte de la carta.

 

Compartir esta noticia
(Visto 388 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here