Redacción Alta Gracia- Se trata de un hombre que integraba la «banda del Don» y que fuera detenido, junto a su pareja, en noviembre de 2015. La justicia lo condenó a 4 años de prisión. 

Cristian Leonardo “el Tata” Sanramé (39), principal comprador y distribuidor en la ciudad de Alta Gracia, en la venta de droga ,  “importaba” de Posadas, provincia de Misiones gran cantidad de estupefacientes.

En la madrugada del 14 de noviembre de 2015, investigadores de Drogas Peligrosas de la Policía Federal de la Delegación Córdoba, al cabo de meses  de investigación y tareas de inteligencia, con orden del Juzgado Federal N° 2 de Córdoba realizaron un procedimiento en el hotel Yatay, de la ciudad de Federal, provincia de Entre Ríos.

En la cochera del edificio, secuestraron más de 530 kilos de “panes” compactados de marihuana de una camioneta Volkswagen Saveiro. En el operativo, fueron apresados los misioneros José Luis “el Don” Chaparro, Hugo Orlando Nielsen (39), José Luis Castillo (42) y la correntina Romina Itatí Meza, según publica hoy el diario La Voz del Interior.

El medio relata que “el Ñato” estaba desesperado. Vía internet se enteró de que su operación había fracasado y, de inmediato, intentó “proteger” a su clientela de la ciudad de Alta Gracia. Sabía que, a la brevedad, iba a ser detenido. No podía ser de otra manera, era el financista del traslado del sideral cargamento de estupefacientes desde Posadas hacia la ciudad de Córdoba.

Los investigadores lo seguían a sol y a sombra. Todo, a raíz de la denuncia de una mujer que – aparentemente se había involucrado con Sanramé, a quien involucró en la venta y en la distribución de drogas.

Así, se estableció que alrededor de las 23.50 del 10 de noviembre de 2015, en una estación de servicio YPF de la localidad santafesina de Santo Tomé, Autelli se había reunido con “el Don” Chaparro.

En esa oportunidad, Autelli entregó a Chaparro 100 mil pesos para financiar el traslado de la droga desde Posadas hasta esta capital. Y el “financista” de la operación cayó ese mismo día. También su “clientela” de Alta Gracia, Cristian Leonardo Sanramé, su esposa Andrea Roxana Giménez y su hermana Viviana Edith Ochoa.

Una situación inesperada se vivió cuando allanaron el domicilio de Sanramé (ausente en ese momento) y Giménez. La mujer, al ver su casa invadida por policías, pidió permiso para cambiar el pañal de su bebé de 1 año. Pero lejos de atender al niño, la madre corrió hacia el patio con el paquete de pañales. Intentaba arrojarlo fuera de su vivienda. No lo logró. Resultó que entre los pañales tenía casi medio kilo de cocaína.

El juicio

Las pruebas eran contundentes. El fiscal Carlos Casas Nóblega no hizo demasiado esfuerzo para probar el accionar criminal de la organización y pidió penas ejemplarizadoras. A la única que no acusó fue a Romina Itatí Meza.

Así, al finalizar días atrás el juicio, el tribunal Oral Federal en lo Criminal N°1, presidido por Julián Falcucchi e integrado además por José Fabián Asís y Jaime Díaz Gavier, aplicó condenas para los principales implicados.

José Luis “el Don” Chaparro y Hugo Orlando Nielsen fueron sentenciados a 12 años de prisión; el “financista” Autelli, a 10 años; José Luis Castillo, a siete años; Cristian Leonardo Sanramé, a cuatro años; su hermana Viviana Edith Ochoa, a tres años en suspenso, y Andrea Roxana Giménez fue condenada a cuatro años de cárcel y continúa con prisión domiciliaria.

 

Compartir esta noticia
(Visto 979 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here