Redacción Alta Gracia- En la tarde del miércoles 29 de marzo, se dio por finalizada la campaña para adoptar los 22 perros que se encontraban en el centro abandonados. La misma fue llevada a cabo luego del controvertido proyecto presentado por Marcos Torres para crear un refugio.

El programa fue llevado a cabo entre el Área de Salud de la Municipalidad de Alta Gracia y la Asociación Amigos del Mejor Amigo (ADMA), con la colaboración de otras entidades proteccionistas y Defensa Civil.

La misma fue ideada entre los concejales y entidades proteccionistas unos tres meses atrás, tras el proyecto fallido de Marcos Torres, en el cual se preveía la creación de un refugio y la implementación de multas a aquellas personas que alimentaran a perros callejeros. Luego de varias charlas entre ambas partes, se resolvió realizar esta campaña luego de un previo censo para determinar la cantidad de animales sueltos en la zona céntrica.

Las familias adoptivas gozarán como beneficio descuentos en los impuestos municipales. Aún quedan por adoptar tres perros que se encuentran en hogares de tránsito.

Marcos Torres, agradeció a todos los colaboradores y afirmó que «se malinterpretó en un principio el fin de este proyecto». «Hoy podemos decir con mucha felicidad que tienen un hogar» manifestó finalmente.

Carolina Romagnoli, integrante de ADMA, expresó su alegría por el cierre de esta campaña y aseguró que se replicará en los barrios.

«Esta es una responsabilidad nueva, pero es la tercer pata que faltaba: tenemos las castraciones -somos ejemplo a nivel provincia y a nivel país-, la educación en las escuelas y ahora las campañas de adopción» relató.

«Es una de las pocas ciudades donde hay políticas de estado para solucionar la problemática.»

«ÉL ME ADOPTÓ A MÍ»

Sofía Climberg, miembro de ADMA y a la vez «mamá adoptiva» de uno de los pichos, contó:  «Pancho había conseguido una familia que vivía muy lejos y se escapaba todos los días y volvía al centro. Yo lo veía, lo llevaba a mi casa y luego lo devolvía. Luego de tres o cuatro días, en vez de ir al centro, iba directamente a mi casa. Así que le planteamos la situación a la primera familia adoptiva y no hubo problemas, ahora se queda conmigo.»

 

Compartir esta noticia
(Visto 148 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here