La Nueva Mañana– Está acusado por el delito de “propagación culposa y contagiosa” de enfermedad. Interviene el fiscal de Instrucción de La Carlota, Daniel Vaudagna.

El fiscal de Instrucción de La Carlota, Daniel Vaudagna, imputó a un carnicero por el delito de “propagación culposa y contagiosa” de enfermedad, por el brote de triquinosis que se originó en Canals. Según los últimos datos, hay 232 personas afectadas.

Desde Fiscalización y Control de la Provincia informaron que se iniciaron los sumarios administrativos contra el comerciante. Aseguraron que se aplicarán duras sanciones por las infracciones cometidas en cuanto a la ley de comercialización de carnes y el Código de Convivencia, según informó Puntal. En tanto, Bromatología aún no clausuró la carnicería que comercializó la carne o embutidos contaminados con el parásito de la triquina.

Por su parte, Senasa incautó todos los animales y dictó la interdicción en el establecimiento rural, propiedad también del mismo carnicero, para movilizar los más de 200 cerdos que allí se encontraron. Sobre estos ejemplares el Senasa dispuso enviarlos a faena controlada.

En el marco de la investigación, el jueves por la noche en la Policía de Canals también debieron presentarse a dar sus testimonios los inspectores del Senasa, el titular de Bromatología municipal y Mariano Heavy, del área de Fiscalización y Control del Ministerio de Agricultura de la Provincia

Compartir esta noticia
(Visto 97 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here