Redacción Alta Gracia- Este miércoles vecinos del populoso Villa Oviedo se presentaron en el Concejo para solicitar que no se cambie el nombre de calle Cervantes por el de Miguel Ferrari. El oficialismo ingresó otra nota donde vecinos sí adhieren.

«Es un atropello», dijo la presidenta del centro vecinal de Villa Oviedo ante los ediles y reafirmó que los vecinos del barrio no están en contra del nombre propuesto (Miguel Ferrari) sino que afirman que calle Cervantes está relacionada con la identidad barrial.

Es por ello que un grupo de vecinos habla de «daño moral» si se promulga la ordenanza que se aprobó la semana pasada con la mayoría oficialista. «El daño moral es por el desarraigo que venimos sufriendo desde hace tiempo. Con el cierre de la escuela Hipólito Irigoyen, institución educativa y socio comunitaria y ahora, el cambio de nombre de una arteria, columna vertebral de Villa Oviedo», explican los vecinos en una misiva que ingresó al Concejo.

Más adelante piden que el Concejo les explique cuáles son las «ventajas» a las que arribaron para tomar esta decisión.

Del mismo modo, por parte del presidente del bloque de Unión por Córdoba, Mariano Agazzi ingresó otra nota de vecinos que sí están dispuestos al cambio de nombre y solicitan que el intendente les asegure que no erogarán dinero para los trámites administrativos en DNI, boletas de servicios e impuestos.

«Nosotros queremos que usted intendente nos garantice que todos los trámites que tengamos que hacer sean agilizados por la Municipalidad y no tengan ningún costo económico, una idea sería si nos pueden traer el Registro Civil «móvil», por lo menos un mínimo de 15 días (…)».

Mariano Agazzi en diálogo con la prensa dijo que la polémica que se generó en torno al cambio de nombre tiene un «trasfondo político» y recordó que no hubo manifestaciones contrarias cuando se cambió el nombre de calle Chile a la actual Carignani o la ex México por la de Raúl Alfonsín.

Lo cierto es que mientras la mayoría de los vecinos están esperando por debates serios sobre cómo avanzar en políticas públicas que generen puestos de trabajo en Alta Gracia (para no tener que viajar a otras localidades), necesidades barriales en servicios básicos, políticas públicas en torno a la salud, la emergencia en violencia de género, situación en los dispensarios, falta de alimentos en los merenderos, soluciones habitacionales integrales, qué necesidades tiene la juventud local, el nombre de una calle tiene más «trasfondo político» que todo lo antedicho.

Compartir esta noticia
(Visto 126 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here