Comunicado de prensa- Desde Alta Gracia Ciudadana rechazamos enfáticamente el proyecto de Declaración Alta Gracia- Ciudad Pro Vida presentado por la Red de Iglesias Evangélicas de nuestra ciudad.

La vida humana se defiende desde el Estado garantizando condiciones de vida dignas con políticas públicas que permitan el libre ejercicio de los derechos de todos los ciudadanos, especialmente de aquellos pertenecientes a los sectores más golpeados por las crecientes políticas de ajuste del neoliberalismo.

Consideramos que la clandestinidad del aborto no salva vidas, sino por el contrario, pone en riesgo la salud y la vida de mujeres de los sectores más vulnerables y facilita la mercantilización de la salud.

Alta Gracia, como cualquier ciudad, tiene una población diversa y heterogénea desde el punto de vista político, social, ideológico y religioso. La Red de Iglesias Evangélicas representa, seguramente, a una porción de la ciudadanía, pero, también en nuestra ciudad, se han realizado numerosas manifestaciones en apoyo a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, representando la posición de una parte importante de la población.

Por lo tanto, sostenemos que tendría un carácter profundamente antidemocrático que el Estado municipal le diera cause a este proyecto. Respetamos las diversas posturas ético-religiosas, tanto individuales como grupales, pero no creemos que la gestión pública deba responder a ninguna de ellas, muy por el contrario, consideramos oportuna y necesaria, la separación del Estado con el ámbito religioso de cualquier tipo.

 

Fuente: Alta Gracia Ciudadana

Compartir esta noticia
(Visto 257 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here