Mi Valle- Lo dispuso la Cámara II del Crimen a través de un juicio abreviado. Los hechos ocurrieron en una localidad ubicada a unos 7 Km de Alta Gracia.

A través de un juicio abreviado, la Cámara II del Crimen de la ciudad de Córdoba condenó este martes a la pena de ocho años de prisión en forma efectiva al hombre de 41 años acusado de violar a la hija de su pareja de sólo 15 años de edad. 

El hecho ocurrió en una localidad que está ubicada a 7 Km de la ciudad de Alta Gracia, sobre la ruta 5 en septiembre del año pasado. 

La denuncia fue efectuada por la madre de la víctima, a pocas horas de que ocurriera el abuso. Lo sucedido dejó graves secuelas psicológicas en la adolescente quien consideraba como su padre al abusador, debido a que la reconoció como hija sin ser el padre biológico y convive con él desde que tenía 2 años de edad. 

Si bien no se trata de la pena máxima, fue lo dispuesto por la Fiscal de Cámara en coincidencia con el Juez, y se trata de lo que se le imputa a los responsables de «Homicidio simple». La causa llevó una profunda investigación por parte de la Fiscalía II de Alta Gracia, quienes calificaron lo sucedido como «aberrante».

Los hechos

Ese día, la joven fue junto a su padre y su hermano, dos años mayor que ella, a trabajar a una casa que están construyendo en esa localidad.

Alrededor de las 11 hs  el hombre le pide a su hijo que “vaya a comprar algo para comer”. Cuando el joven se fue, le dijo a su hija que lo acompañe hasta una cabaña que se encuentra a unos 80 metros de la casa a buscar más pintura. 

Al ingresar al lugar, le sacó la ropa y abusó sexualmente de la adolescente. Cuando concluyó, la joven, conmocionada, asustada y llorando comenzó a vestirse y, según se desprende de las testimoniales, él le dijo: “¿Por qué te cambiás si tengo más ganas?”, y la violó una vez más. 

Luego la amenazó: “si querés decirles a todos, deciles, no me importa. Si vos querés estudiar abogacía para meterme preso, no vas a poder, porque antes te voy a matar”, le habría dicho; para luego retirarse a pintar, como si nada hubiera ocurrido. 

Al regresar el joven encontró a su hermana llorando, pero ella no le dijo nada en el momento. Aguardó hasta que su padre subiera al techo a pintar y le contó lo que había ocurrido; por lo que su hermano se la llevó rápidamente en moto del lugar, con la intención de alertar a la madre sobre lo que había pasado. 

Minutos después, y se supone como consecuencia de lo traumático de la situación, chocaron en la intersección de Lucio V. Rossi y Paraguay con un automóvil, cuando regresaban a su hogar. En ese momento el muchacho tomó el teléfono, llamó a su madre y le contó lo sucedido. 

Según las pericias, la adolescente sufrió un daño psíquico grave, debido no solo a lo sucedido, sino a la relación que había entre padre e hija.

En cuanto a quien está detenido en la cárcel de Bouwer, los profesionales advirtieron que «no presenta alteraciones psicopatológicas manifiestas. No ofrece  indicadores compatibles con diagnóstico clínico de insuficiencia de la facultades mentales, alteración morbosa d o estado de inconciencia que permitan suponer al que al tiempo de los hechos que se investigan le impidiera comprender sus actos y dirigir sus acciones., Tampoco es dable advertir al momento del examen clínico, la presencia eficaz de factores de orden psicopatológicos, que determinan estado de riesgo cierto e inminente de daño para sí ni para terceros, es decir no reúne criterio de internación». En otras palabras, era plenamente consciente de sus actos. 

Cabe destacar que el hombre fue imputado de “Abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo -ascendente- progenitor”, calificación legal que podría haber tenido una pena de hasta 20 años de prisión. 

Nota: se resguardan destalles específicos del lugar y datos de la familia, con el fin de preservar la identidad de la adolescente.

Compartir esta noticia
(Visto 113 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here