Redacción Alta Gracia- La espera llegó a su fin. El hecho que tuvo en vilo por doce años a la Unión Cívica Radical-por la imputación a su máximo referente- y a la vez a Unión por Córdoba -por la acusación a su máximo oponente- fue finalmente llevado a juicio. Mario Bonfigli y Eugenio Coggiola fueron declarados culpables por cohecho, pero apelarán la determinación de la justicia. Zeverín expresó su contento por la condena y a la vez criticó al sistema por la larga espera.

El jurado popular determinó su culpabilidad y los jueces de la Cámara V del Crimen de Córdoba tabularon la cantidad de años: dos y medio de encarcelación en suspenso-o condicional- y tres de inhabilitación para ejercer cargos públicos-lo cual lo deja fuera de juego para las próximas elecciones municipales-para Bonfigli. Por su parte, Eugenio Coggiola, recibió dos años y medio de encarcelación en suspenso e igual tiempo para no ocupar cargos públicos. Por otro lado, Julio Oviedo, imputado por «tentativa de encubrimiento» fue separado de este juicio. Tuvo el beneficio de la suspensión del suyo y cumplirá su condena con tareas comunitarias.

Alejandro Zeverín, manifestó a REDACCIÓN ALTA GRACIA: «estoy conforme con la condena porque después de doce años se comprobó que lo que decía Zeverín era cierto, pero desde mi éxito hago la siguiente crítica: la administración de la justicia de Córdoba y la nacional no están preparadas para poder luchar contra los delitos de corrupción. Doce años en un proceso, donde yo tengo algún tipo de recurso y pude obtener lo mínimo, imagínese lo que le puede pasar a un ciudadano, nunca va a llegar a un juicio oral».

«desde mi éxito hago la siguiente crítica: la administración de la justicia de Córdoba y la nacional no están preparadas para poder luchar contra los delitos de corrupción»

En el marco de la lectura de los alegatos, el fiscal de la Cámara, Fernando Amoedo solicitó una condena de un año a prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos. En relación a ésto, Zeverín relató: «el tribunal triplicó el pedido que hizo  Amoedo porque lo consideró arbitrario, infundado, inmotivado y había violado la ley del Ministerio Público al pedir el mínimo de la condena».

EL CASO

El 19 de agosto de 2005, Coggiola y Oviedo fueron citados en la oficina de Zeverín. Le habrían pedido a la Empresa Jumagra, una empresa santafesina de feed lot- la suma de 50 mil pesos o 17 mil dólares para la instalación de un emprendimiento de engorde en cercanías a la ciudad.

El abogado había dado aviso a efectivos de Delitos Económicos, quienes instalaron cámaras de video en el lugar y tomaron imágenes de Coggiola y Oviedo, los cuales fueron detenidos en flagrancia. En los días siguientes se comprobó la presunta participación de Bonfigli también.

Más información

 

 

Foto: Empresalud

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here