La Voz- El desencadenante de la salida de Bermúdez serían sus diferencias políticas con Caserio, referente del presidente Alberto Fernández en Córdoba, quien impulsó su nombre y el de Saieg para ocupar ambos cargos en Transporte nacional.

Aunque se oficializará en las próximas horas, es un hecho que el subsecretario de Transporte de la Nación, Gabriel Bermúdez, dejará el cargo por diferencias políticas con el senador Carlos Caserio, quien había impulsado su designación.

Algunas versiones que surgieron en Capital Federal indicaban que también se iría el secretario de Transporte, Walter Saieg, pero el funcionario cordobés seguirá en el cargo del ministerio que conduce el massista Mario Meoni.

El desencadenante de la salida de Bermúdez serían sus diferencias políticas con Caserio, referente del presidente Alberto Fernández en Córdoba, quien impulsó su nombre y el de Saieg para ocupar ambos cargos en Transporte nacional.

Bermúdez nunca trabajó con nosotros, que somos un grupo que hacemos política en la provincia, en respaldo al presidente Alberto Fernández”, afirmó uno de los integrantes del espacio albertista que conduce Caserio en Córdoba.

Al funcionario nacional que dejaría el cargo en las próximas horas, sólo se lo vio en la primera reunión política que los albertistas hicieron en la ciudad de Córdoba.

La semana que viene debería retomar sus funciones en Capital Federal, pero es un hecho que en las próximas horas se confirmará su alejamiento.

Referente albertista

A fines de noviembre pasado, cuando el presidente Alberto Fernández estaba conformando su gabinete, Caserio sonó fuerte como futuro ministro de Transporte.

El senador nacional se había ganado la confianza de Fernández, cuando en plena campaña presidencial había marcado diferencias en Córdoba con el gobernador Juan Schiaretti, al apoyar a la fórmula del Frente de Todos.

En aquel momento, luego de una reunión con el entonces presidente electo, el propio Caserio había confirmado que integraría el gabinete nacional.

Finalmente, por un acuerdo entre Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández, Caserio siguió en el Senado para presidir la estratégica comisión de Presupuesto y Hacienda.

Como no fue a su gabinete, Caserio recibió el visto bueno del Presidente para nominar a gente de su confianza en Transporte, aunque el ministro sería un hombre de Sergio Massa. Finalmente, fue Meoni, exintendente de Junín.

El senador impulsó los nombres de Saieg, un histórico delasotista, y Bermúdez, quien era secretario de Transporte de la provincia y en los últimos tiempos había trabajado políticamente con Martín Llaryora.

Las versiones en el albertismo cordobés indican que desde que llegó al cargo en Transporte, Bermúdez trabó una buena relación con Massa y que nunca se sumó al grupo político que encabeza Caserio.

Voceros de Caserio también dijeron que Bermúdez no tendría una buena relación con el ministro Meoni, versión que desmintieron desde el entorno de Bermúdez.

Lo concreto es que Bermúdez dejará su cargo en el Gobierno nacional y Caserio impulsará otro nombre para reemplazarlo.

Una posibilidad es el exministro de Gobierno y exlegislador provincial, el delasotista Marcos Fariña, quien ya tiene un cargo de director en la cartera de Transporte nacional.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here