Por Ricardo Sametband – El sensor queda oculto detrás de la pantalla; la compañía se adelantaría a Apple y Samsung, que van por el mismo camino.

Lograr la tecnología necesaria para ubicar al sensor de huellas digitales de un smartphone detrás de su pantalla es un objetivo que varias compañías tienen entre ceja y ceja: evita tener que usar un botón frontal (como Apple, Samsung o Huawei), permite una estética más limpia, y a la vez deja el sensor biométrico oculto, pero listo para ser activado con el pulgar.

Todos los rumores sugieren que está tecnología estaría presente en el próximo iPhone, y que Samsung no logró un nivel de confiabilidad necesario para usarlo en el S8 y lo dejó para el S9. Esto la obligó, entre otras cosas, a ubicar el sensor del S8 al lado de la cámara, y usar un pseudo botón de inicio virtual; el año próximo, en teoría, podrá unificar ambas visiones en un sensor frontal, pero oculto.

Las piezas se van acomodando: a principios de año CrucialTec confirmó que tenía la tecnología necesaria y que consideraba que para la segunda mitad del año ya tendría la posibilidad de fabricar estos sensores de huellas digitales invisibles. Otra firma que fabrica sensores biométricos, Goodix, afirma haber logrado hacer funcionar esta misma tecnología.

 

Al menos eso sugiere un video publicado en Weibo y que recupera GizChina, que muestra como alguien desbloquea un prototipo de un dispositivo de Vivo apoyando el pulgar sobre una pantalla en la que está dibujada una huella, pero donde no se distingue el sensor del resto del display.

Vivo planea una conferencia de prensa en Shanghai a fin de mes, por lo que habrá más noticias entonces.

Fuente: La Nación

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here