Redacción Alta Gracia– Las mismas no habían sido abiertas por el loteador y tampoco les correspondía a los propietarios de los terrenos costear la obra. Por ello el centro vecinal intervino y solicitó la colaboración de el municipio. El enfrentamiento tiene varios años.

Alma Mondaini, presidenta del Centro Vecinal de Villa Camiares, relató a REDACCIÓN ALTA GRACIA que se enteró de la situación en enero de este año: «Los vecinos no podían acceder al lote que habían adquirido. Son varias calles, todo un sector que por problemas judiciales no se abrió, incluso hasta una placita».

El expediente reza lo siguiente: «Atendiendo a las solicitudes de aperturas de calles de vecinos que adquirieron posesiones en barrio Villa Camiares y los mismo se apersonaron en la Secretaria de Infraestructura con documentación que acredita dicha adquisición, se adjunta listado de vecinos (….). Siendo las calles solicitadas: Intihuasi, Atamisqui, Pallana, Diagonal y Sumaj. (…) Esta Secretaría, teniendo conocimiento de la existencia de un amparo interpuesto por el señor Gilez, poseedor de varias hectáreas que conforman el barrio Villa Camiares, que a su vez vendió los derechos a los adquirientes y dicho amparo tiende a que no se realicen dichas aperturas, dejando en una situación por demás desventajosa al resto de los interesados, solicita la intervención de la Asesoría Letrada para poder conciliar una situación legal que permita llevar a cabo dichas tareas»

«Es una obra muy esperada, una obra justa: el propietario que los fue vendiendo no abrió las calles y a los compradores tampoco les correspondía. La municipalidad intervino como entidad pública y ya llegó la aprobación de la apertura de calles: Piscuyá, Cuspallana, Intihuasi y Alpamisqui y parte de la Jalsisacat (la última por otro motivo)» explicó Mondaini.

VER TAMBIÉN:

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here