Por Claudia Moreno- Por primera vez en muchos años, vecinos y vecinas de la ciudad, representantes de colectivos, vecinales, instituciones estuvieron presente en la audiencia pública donde se evaluó, junto a funcionarios y concejales, el presupuesto 2016. Por obras de aguas y cloacas, más pavimento, atención a la discapacidad y violencia de género, los vecin@s se hicieron escuchar. 

La audiencia pública por el presupuesto 2016, la tarifaria para el mismo período y el pedido de adelanto de coparticipación comenzó pasadas las 18.30 en el recinto del Concejo Deliberante con una – hasta ahora- inusual participación ciudadana. Y decimos «inusual» porque, al menos en los últimos cuatro años, la presencia de vecinos y vecinas interesados en estos temas era escasa. Este lunes se hicieron presente con varias problemáticas que trasladaron a los ediles y funcionarios y que afectan a la vida cotidiana.

En primer término el Secretario de Economía y Finanzas, Edgar Pérez analizó los pormenores del presupuesto previsto para el año entrante. «En términos generales hasta octubre de este año estábamos analizando una inflación cercana al veinticinco por ciento, pero quizá hoy esos números sean un poco más elevados», dijo Pérez en cuanto a los presupuestos de obras previstos para el 2016.

En ese momento, Humberto «Tito» Rivarola, referente del barrio 1 de mayo pidió la palabra y manifestó que es necesario prever en este presupuesto obras de agua potable para el barrio. «Venimos a colaborar desde nuestro lugar porque los funcionarios pasan y los vecinos quedan, por eso pedimos el compromiso de ustedes para que la obra de agua se realice en el barrio», dijo.

En este sentido, desde el oficialismo se comprometieron a abordar el plan de obras públicas con los referentes del área: Héctor Bupo y Osvaldo Ledesma.

Por otra parte, una mamá de un niño con discapacidad también del barrio 1° de mayo pidió la palabra y leyó un documento en donde relató la «peregrinación» que deben realizar los papás y mamás ante un caso de discapacidad. Desde la gestión del certificado que es engorroso, hasta la atención con personal especializado en el hospital público y que muchas veces no dan a basto, la falta de otros profesionales en el ámbito municipal para la estimulación y tratamiento de niños, niñas y adolescentes discapacitados y una serie de problemáticas que diariamente deben sortear los familiares. Solicitó, en nombre de muchas otras mamás, otorgar mayor presupuesto para el área de discapacidad del municipio para atender con mayor eficacia esta problemática.

La respuesta que obtuvo fue la de analizar, en un futuro mediato, junto al titular de Desarrollo Social – Diego Barrientos y los miembros del Consejo de Accesibilidad la manera más efectiva para agilizar trámites y brindar de mayores herramientas para que los vecinos puedan acceder a mejores y más variados tratamientos y seguimientos.

A su turno, representantes del Colectivo «Ni una menos» también intervinieron en la sesión de audiencia pública preguntando cuál es el presupuesto destinado a abordar la violencia de género en nuestra ciudad. Según explicó Edgar Pérez, del fondo proveniente del cánon que aporta el CET  y Lotería de Córdoba por la explotación del casino se destinará al programa el dos por ciento, es decir, unos 150 mil pesos anuales.

Los miembros del colectivo se mostraron sorprendidos por la escasa suma de dinero que se presupuesta para afrontar una problemática de  esta magnitud cuando Alta Gracia es la tercera ciudad de la provincia de Córdoba con mayor cantidad de denuncias por violencia de este tipo.

«Hay una decisión política de abordar este tema con la complejidad que se merece» – dijo el viceintendete Juan Manuel Saieg. «Vamos a llevar a cabo un trabajo conjunto con todos los bloques para abordar este tema que nos preocupa a todos. De no tener nada en el presupuesto anterior y hoy contar con algo me parece que es un avance».

En este sentido, el concejal radical Germán Rodríguez propuso que se analice el proyecto de ordenanza que se presentó junto al bloque Encuentro por Alta Gracia en donde se especificaron una serie de acciones. «Presupuestemos estas acciones, este plan de trabajo y una vez que lo podamos hacer, contraponerlo con el presupuesto que está designado hoy y ver cómo se puede fortalecer o avanzar».

Finalmente una vecina de Parque Casino también pidió por las obras de pavimento para el barrio y que esté previsto dentro de la agenda de obras para el próximo año.

La participación y el involucramiento de los vecinos en las políticas de Estado y que se vivió hoy en el Concejo Deliberante no deberían pasar desapercibido a los ediles y funcionarios para retomar, lo que insistentemente el bloque opositor de Encuentro por Alta Gracia manifestó  en estos últimos cuatro años- que es el de implementar el proyecto de Presupuesto Participativo para que más vecinos y vecinas puedan opinar y ser parte de lo que desean para su hábitat social como es el barrio, la salud y los servicios.

Fotos: RAG

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here