Redacción Alta Gracia (RAG) entrevistó a parte de los integrantes del grupo que creó la Biblioteca Popular y Centro Cultural “La Memoria de Nuestro Pueblo” que  inicialmente funcionará – a partir de noviembre- en el barrio Villa Camiares de nuestra ciudad. Un proyecto militante y un sueño colectivo concretado, que tiene como objetivo principal acercar e incluir en materia educacional y cultural a los sectores históricamente más relegados de la sociedad.

Este nuevo espacio cultural en Alta Gracia surge a partir del trabajo de un colectivo de militantes políticos, estudiantiles y sociales preocupados por la realidad que atraviesan las barriadas periféricas de la ciudad que por lo general, se encuentran en desiguales condiciones que el resto de los ciudadanos a la hora de poder acceder a una formación educacional y profesional.

Laura Cociglio es la presidenta de la Biblioteca Popular “La Memoria de Nuestro Pueblo”, y  relató a este medio cómo fue germinando la idea de crear este espacio cultural. “Nosotros  veníamos haciendo trabajos sociales y colaborando en distintas actividades pero el tema  surgió porque queríamos hacer concreto. Por lo tanto, la forma que nos pareció más importante fue la de biblioteca porque a través de ella podemos realizar talleres de apoyo escolar y culturales”.

Mariana Silva, otra de las integrantes del grupo que lleva adelante este nuevo proyecto, además informó que “la idea nuestra es ampliarnos también como Centro Cultural porque también vamos a contar con una videoteca. Nosotros queremos realizar una tarea social activa y brindar servicios a la gente del barrio y no sólo que los libros estén ahí.  Porque casi todos tenemos experiencia  de haber trabajado mucho con apoyo escolar”.

En esta nueva biblioteca se dictarán talleres de música, literatura, cine y también se complementará con distintas actividades como por ejemplo, asesoramiento jurídico. Por estos días, sus integrantes se encuentran en la etapa de clasificación e inventariado de más de mil libros que fueron recibiendo de diferentes donaciones. “Hasta desde la Embajada de Uruguay también se ofrecieron a donarnos libros”, indicó a RAG Carina Ruiz, que se desempeña como revisora de cuentas de la Biblioteca Popular.

Walter Botta trabaja como docente y es el secretario de la biblioteca. Para él, el objetivo es “trabajar desde la cultura en los barrios” y hace hincapié que el esfuerzo debe ser cotidiano: “Desde la biblioteca se realiza un trabajito de hormiga, por eso también queremos desarrollar la idea de poder llevar el cine en los barrios entre otro montón de cosas”.

En la misma línea de pensamiento se encuentra Aldo Cajal que por último le comentó a RAG: “Para nosotros el cambio viene desde la formación de la conciencia por eso sentimos que en este momento el laburo que hay que realizar es desde el campo cultural. Por eso queremos hacer actividades de formación para chicos y para grandes porque un pueblo con conciencia es un pueblo que va a progresar”.

Los fundadores de la Biblioteca Popular “La Memoria de Nuestro Pueblo”, que funcionará en la calle Sanavirones 514 del barrio Villa Camiares de Alta Gracia, ya tienen al día todos los trámites que exige la CONABIP (Comisión Nacional de Bibliotecas Populares) y se prepararan para que en los primeros días de noviembre quede inaugurado  este nuevo espacio cultural.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here