Por voydeviaje. Una antigua estancia a los pies de las sierras de Córdoba, en el Valle de Punilla, invita a disfrutar de diversas actividades de montaña en un escenario rodeado de naturaleza autóctona.

Alto San Pedro, conformada por una reserva natural de 1.100 hectáreas, es una de las propuestas más completas para una escapada de fin de semana en Villa Giardino, un lugar que invita al descanso y a apreciar un paisaje único.

La estancia se encuentra a más de 1.700 metros sobre el nivel del mar y es generosa en bosques de quebrachos, talas, espinillos y cocos, además de alcornoques, almendros y castaños. Así, brinda un contexto natural enmarcado por arroyos de vertiente, ollas y cascadas que corren hacia el dique San Juan, situado a sólo 1.600 metros del casco principal del lugar.

Múltiples actividades

Hay muchas alternativas en este rincón serrano. Entre ellas, caminatas y cabalgatas guiadas por senderos propios son algunas de las preferidas para las familias. Su suman las jornadas de aventura con arquería, rappel y tirolesa, y propuestas como el metegol humano, los puentes colgantes y una nueva palestra (que está por terminarse) serán los encargados de que los visitantes pasen un día en pleno movimiento. Entre las opciones aparecen también el reconocimiento de flora y fauna autóctona y el avistaje de aves.

Hay que tener en cuenta que se desarrollan planes especiales para grupos, combinando las opciones recreativas disponibles.

A la vez, la estancia es el escenario de eventos deportivos: en noviembre será nuevamente sede de la carrera Xtreme Race, una de las más importantes de Argentina, con más de 3.000 corredores confirmados y atletas de elite a nivel internacional.

Gastronomía y descanso serrano

Los antiguos talleres de herrería y carpintería de la estancia fueron reacondicionados para darle vida a la actual pulpería, que permite degustar ciertos platos. Compuesta por un salón principal, dos asadores y un horno de barro bautizado como “el más grande de la provincia de Córdoba”, es el ámbito ideal para eventos sociales y culturales, presentaciones y ciclos teatrales y musicales.

Por si faltaba algo, el Hotel Estancia brinda la opción de alojarse en construcciones de estilo campestre y rústico. Las habitaciones, confortables y de gran amplitud, invitan a experimentar la calma de los atardeceres de primavera.

Foto: Voy de viaje

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here