Por Claudia Moreno- En los últimos días los vecinos de Alta Gracia vieron al párroco, Marcelo Siderides, movilizándose en una camioneta Toyota Hilux, 4 x 4, doble cabina, de color blanca con un ploteado en su puerta lateral con la leyenda “Parroquia Nuestra Señora de la Merced”. No deja de ser llamativo su medio de movilidad cuando, por un lado, los pastores servidores de Dios hacen votos de pobreza (son los religiosos profesos, y hacen votos solemnes de pobreza, castidad, obediencia y perpetuidad), y por otro lado, que ese vehículo está a nombre de “Dos Ríos S.A. Agropecuaria e Inmobiliaria” empresa cuya actividad principal es el cultivo de soja en Despeñaderos teniendo una facturación de entre uno y cinco millones de pesos.

En este informe trataremos de ir deshilvanando las relaciones de poder que mantiene el sacerdote, uno de los principales responsables de la destrucción de la Iglesia de la Merced declarada Patrimonio de la Humanidad durante las obras de restauración como custodio del bien (responsabilidad que hoy está siendo investigada por la Fiscalía Federal Penal N° 3 de Córdoba. Más info), con otros personajes del empresariado local que, a su vez, éstos últimos estarían rozados por crímenes de lesa humanidad.

Es “vox populi” en la ciudad que el sacerdote Siderides es muy amigo de funcionarios, políticos, empleados judiciales de alto rango y empresarios de Alta Gracia. Lo que comúnmente se llama el establishment.

camioneta_iglesia2Y quizá, a raíz de esas relaciones amistosas, hace un par de semanas atrás se lo vio al sacerdote arriba de una camioneta Toyota Hilux, dominio LHP260, ploteada con la insignia de la Compañía de Jesús propiedad de la empresa “Dos Ríos S. A. Agropecuaria e Inmobiliaria, quien la patentó. Se la ¿donó?, ¿prestó?, ¿vendió?, ¿alquiló? al sacerdote para su uso?

El Código Civil, en el apartado: De los que pueden contratar, art. 1.160 dice: “No pueden contratar los incapaces por incapacidad absoluta, ni los incapaces por incapacidad relativa en los casos en que les es expresamente prohibido, ni los que están excluidos de poderlo hacer con personas determinadas, o respecto de cosas especiales, ni aquellos a quienes les fuese prohibido en las disposiciones relativas a cada uno de los contratos, ni los religiosos profesos de uno y otro sexo, sino cuando comprasen bienes muebles a dinero de contado, o contratasen por sus conventos; ni los comerciantes fallidos sobre bienes que correspondan a la masa del concurso, si no estipularen concordatos con sus acreedores.

El artículo 1.804 dice “Tienen capacidad para hacer y aceptar donaciones, los que pueden contratar, salvo los casos en que expresamente las leyes dispusiesen lo contrario”.

Pasando el limpio. El párroco y/o su parroquia no pueden efectivizar contratos, excepto si compran bienes muebles en efectivo o contratasen por sus conventos. En este caso, la pregunta pertinente sería si la parroquia está en condiciones de hacer una compra de un vehículo que ronda los 250 mil pesos. Siendo así, ¿cuál es la necesidad que justifique que una parroquia como la Iglesia de Alta Gracia compre una camioneta para que se movilice el cura, cuando ni siquiera deber trasladarse a otros lugares para ejercer sus oficios religiosos? Es necesaria esa ostentación de bienes? No reñiría contra el voto de pobreza que pregona la propia Iglesia para sus religiosos? Qué diría el Papa Francisco quien se traslada en colectivos o subtes?

Toyota HiluxSi la camioneta fuese donada, el sacerdote no está en condiciones de aceptarla como tal porque, en primera instancia, rige el principio “ético y moral” del voto de pobreza tomado por el clérigo y por otro lado, porque lo impide el Código Civil Argentino en base al Derecho Canónico.

DOS RIOS S.A.

Dos Ríos S. A. Agropecuaria e Inmobiliaria es una empresa cuya acta de constitución social data del 05-01- 1976 con domicilio fiscal en Italia 68 de la ciudad de Alta Gracia. En el Boletín Oficial de la Provincia de Córdoba del 10 de octubre de 2005, la Asamblea designó como presidente de “Dos Ríos” a Luca Boris Vlasov Vigato, vicepresidente Inés Vigato y Director Suplente a Guillermo Martín Ruarte.

La empresa según consta en los registros de AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) tiene como actividad principal el cultivo de soja, cuenta en sus registros con un plantel que oscila entre 10 y 14 empleados y factura una suma que ronda entre el millón y los cinco millones de pesos anuales. Está ubicada en zona rural de Despeñaderos, distante a unos 33 km al sur-este de la ciudad de Alta Gracia.

Luca Boris Vlasov, empresario conocido de la ciudad, declaró ante AFIP que sus actividades se encuentran servicios de asesoramiento, dirección y gestión empresarial realizado por integrantes de los órganos de los órganos de administración y/o fiscalización en sociedades anónimas. Como actividad secundaria se dedica a servicios inmobiliarios realizados por cuenta propia con bienes propios o arrendados.

Será que por sus actividades inmobiliarias se convirtió en socio de la Alta Gracia County Golf SA junto a su director suplente en Dos Ríos S.A., el abogado Guillermo Ruarte.

ALTA GRACIA COUNTRY CLUB S.A

El ocho de junio de dos mil nueve figura como última fecha de constitución de la sociedad que se publica en el Boletín Oficial de la Provincia de Córdoba del día 24 de febrero de 2014. En ella cuenta que son socios: José María Ruarte, Enrique Rafael Ruarte, Guillermo Martín Ruarte, Julio Pedro Cámara, “Dos Ríos Sociedad Anónima, Agropecuaria e Inmobiliaria” y Enrique Rafael Ruarte (H).
El objeto social es el de nuclear a los propietarios de los lotes del country club denominado Altagracia Country Golf” sito en calle Monseñor Jesús Roldán s/n esq. Los Crisantemos, de la ciudad de Alta Gracia, Provincia de Córdoba.
El primer directorio lo conforman: Titular presidente: José María Ruarte. Directores Suplentes: Julio Pedro Cámara y Luca Boris Vlasov Vigato.
Sin embargo, la Sociedad Anónima se constituye fines de la década del 70 y Alta Gracia Country Golf se radica en terrenos que pertenecieron a la ex Compañía de Tierras y Hoteles.

EL GOLF Y LA DICTADURA

El periodista Gustavo Veiga publica en junio de 2009 una extensa nota sobre la relación de estas tierras con los hermanos Rodolfo, Alejandro y Carlos Iaccarino quienes son víctimas del terrorismo de Estado. Estuvieron detenidos-desaparecidos durante 22 meses entre 1976 y 1978. Los tres hermanos, eran empresarios platenses y la dictadura los despojó de bienes valuados en nueve millones y medio de dólares mediante una compleja trama donde intervinieron militares, servicios de inteligencia, testaferros y escribanos.

“Una escritura firmada el 24 de agosto de 1979 confirma su aseveración. La protocolizó el escribano Adolfo Barceló en Alta Gracia. En ella se lee que el ciudadano paraguayo Vicente Antonio García Fernández compareció “como presidente de la Sociedad Anónima ‘Compañía de Tierras y Hoteles de Alta Gracia’, con domicilio en calle Maipú 510, 2 piso, de la Capital Federal” y a solicitud de los Iaccarino manifestó que “según boleto de fecha 9 de octubre de 1977, han adquirido de la ‘Compañía de Tierras y Hoteles de Alta Gracia’ SA, firmando como presidente en esa oportunidad el señor Bruno Chezzi (CI 4.912.755), una fracción de terreno conocida como Cancha de Golf del Sierras Hotel, con una superficie de 28 hectáreas, 1010 metros cuadrados”.
El punto B de la escritura es el que más robustece la posición de los tres empresarios y compromete el usufructo de las 28 hectáreas por parte de la sociedad civil Alta Gracia Golf Club que preside el contador público Javier Ruarte”- dice Veiga.

El diario local Nuevo Sumario fue el primero que se ocupó del litigio entre los empresarios de La Plata y la asociación civil que preside Ruarte. En un artículo firmado por Susana Salas informa sobre un intento por ampliar la superficie del predio, a sabiendas de que se avanzó sobre bosque nativo cuya tala está prohibida. (Ver: Diario Sumario) 

El reconocido periodista aseguró que “el juicio por usucapión se había iniciado en 2001, según declaró Javier Ruarte en el juzgado de Corazza, por “posesión veinteañal”. Contra esa intención de los administradores del Golf Club se presentaron los Iaccarino. La Cámara N 5 de Córdoba hizo caer la usucapión que pidió la sociedad Alta Gracia Golf Club, por lo que quedaron en inmejorables condiciones de recuperar las 28 hectáreas en las tierras más cotizadas de la ciudad”

En el mismo sentido, Nuevo Sumario escribió en su edición “La medida de la magistrada Susana Polotto –titular del 28º Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial Nº 14- alcanza también a otros inmuebles lindantes al campo de juego de la institución deportiva y social. Polotto hizo lugar al reclamo de los hermanos Alejandro, Carlos y Rodolfo Iaccarino, víctimas de la última dictadura militar, quienes fueron despojados de sus bienes y reclaman la propiedad de los señalados inmuebles de Alta Gracia.

Uno de los hermanos Iaccarino dijo en su momento: “que había presentado ante el Juzgado Federal de La Plata a cargo de Armando Coraza una denuncia por la intención del Alta Gracia Golf Club de ampliar la cancha de golf. De acuerdo a lo informado, la presentación judicial incluye un pedido de no innovar, debido a que el campo de juego que se pretende ampliar es un inmueble en disputa. Días atrás, el Concejo autorizó la ampliación de ese campo de juego. “Existe una prejudicialidad vinculada a una causa por delitos de lesa humanidad, por lo que no se puede hacer nada hasta tanto eso se resuelva.. , y en este caso le metieron para adelante”, dijo Iaccarino (Ver: Diario Sumario)

Información relacionada:

Página/12

“Hace 33 años que peleamos por esto”

Un predio distinguido y más

DEL MOVIMIENTO TERCERMUNDISTA AL ABISMO CAPITALISTA

Me pregunto como cronista qué hubiesen pensado aquellos sacerdotes como Guillermo Bolatti, Enrique Angelelli, Alberto Devoto, Jerónimo Podestá, Jaime de Nevares, Adolfo Tortolo y Vicente Zaspe, entre otros, sobre esta ostentación de glamour de un sacerdote que está abocado, nada más y nada menos, que a una parroquia que se presenta como Jesuita.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

5 Comentarios

  1. lo de la iglesia, si fue una estupidez romper el piso, pero Marcelo no es el que tomo las decisiones esas, la orden de hacerlo vino de mas arriba, solicitada por e obvio, y el gordo Marcelo, esta forrado en plata, han visto la casa parroquial por dentro? no debería sorprenderlos tanto la camioneta.

  2. Estimada redactora, en honor a la verdad, la parroquia no es Jesuita, ni se presenta como tal en la actualidad. Es un edificio de origen Jesuita, pero hoy administrativamente depende de la arquidiocesis, por eso es parroquia, y el padre Siderides es un sacerdote del clero diocesano, no es jesuita. Y para abundar, los sacerdotes diocesanos, NO HACEN VOTOS DE POBREZA.
    No hago defensa del padre Siderides, sino aclaro su error por andar fuera de la verdad, y pregonar lo suyo como cierto. Se supone que lo que informa esta fundado en la verdad, es un principio ético de su funcion. El tema es que en base a su error, quienes la leen, hacen conclusiones erróneas.
    Agregando, la insignia de la puerta de la camioneta no es de la Compañía de Jesús. Demuestra que no conoce de lo que habla.
    Ademas menciona que se vio al sacerdote trasladándose en el vehículo, y luego abunda en suposiciones ¿comprobó lo que sospecha o lo larga asi nomas, con intenciones de lograr cierto efecto nomas?. Ademas, si comprobó que el vehículo pertenece a cierta empresa, porque abunda en la suposición de que fue comprada por la parroquia, y todo lo que eso implica?…
    Demuestra su propia pobreza en el articulo.

    • Yo doy Fe que la iglesia Catolica recibe muchas donaciones lo vi con mis propios ojos ,vi un restaurant en plena calle Lexington que cerro le dono to-do,vajillas Mesa copas toda la cocina, equipos de musica, y la mercaderia para cocinar, mas o menos 250.000 $ ds,yo le ayude a los monies.El demonio que a veces se metia en mis pensamiento me habia pensamiento , creer que ellos compraban esos lujos ,pero no Eran donaciones.Que no te entre el demonio del chime.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here