Por Noelia Martín- La obra de teatro no convencional escrita por Martín Lapidus -cantante y diseñador- y César Liendo – quien representaba el personaje “Beba Del Tacho” unos años atrás- se estrenó el sábado 8 de agosto en teatro Pandora, a las 21 horas. La misma estará en cartel durante todo el mes. En ella actúan sus escritores y se suma Iliana Carrizo. Las localidades cuestan 50 pesos y se consiguen el local de La Cruz, San Martín 16.

Según las palabras de Martín Lapidus, el estreno fue un `exitazo´ con localidades agotadas. Hoy la experiencia se repite a partir de las 21 horas. La trajicomedia dura una hora veinte minutos y contiene lenguaje adulto. Para conseguir las anticipadas, comunicarse al 0351- 156857887 o dirigirse a La Cruz, San Martín 16.

Luego de un afortunado desencuentro con Lapidus para realizar la nota, me dirijo un martes por la tarde al teatro para hablar con los protagonistas durante uno de sus ensayos. Llego a mitad del mismo, y al ingresar y verlos vestidos e insertos en los personajes comienzo a sonreír. Si cada uno es un personaje en la vida cotidiana, ¡imagínense cómo son interpretando un personaje!

En esta obra no convencional, la escenografía está a la altura de los asistentes-no sobre un escenario-, ya que la idea es que el ambiente sea íntimo-sólo ingresarán cincuenta personas por función-. Además  los actores no utilizan técnicas aprobadas por la academia. Todo está armado a puro corazón, pulmón, huevo y ovario.

Finalizado el ensayo, nos dispusimos a charlar sobre los detalles de “Un juego de copas” (nunca te metas con los muertos), la historia de dos amigas `la Rosa´ y `la Raquel´ que invocan a través del conocido juego a `la Gladys´.

¿Quién escribió la obra?

Iliana Carrizo_ ¿No se nota que fue Shakespeare? (risotadas)

César Liendo_ Delirando un día Martín y yo, buscando algo que encajara con nuestras cabezas, no con el teatro clásico ni algo escrito por otro, tuvimos la idea, mezclando cosas de él y cosas mías, redondeando la obra, agregando cosas en los ensayos.

Martín Lapidus_ La idea era llevar algo que en algún punto es muy oscuro, como es el juego de la copa, hacia un lugar bizarro y popular. De ahí surgen estos personajes que son dos cordobesas de un barrio, luego incorporamos a Iliana, era un personaje que en un principio no aparecía en escena sino que se preguntaba a ella través del juego.

¿Cómo se conocen ustedes con Iliana Carrizo?

IC_ Soy amiga de César desde hace unos cuantos años porque hicimos juntos un taller de teatro. No tengo formación profesional.

¿De qué se trata el teatro no convencional? ¿Quiénes colaboran?

ML_  Es trabajar desde una nueva forma de hacer teatro, lenguaje nuevo, más natural. Además tenemos otra persona que nos ayuda con la letra. Trajimos gente de afuera para que vean los ensayos y podamos analizar sus reacciones.

IC_ Yo les miro las caras a ver si se ríen: a todas las edades les causa gracia.

ML_ El guión está bien desarrollado. En realidad no tiene chistes, sino gracia por los diálogos de barrio, por las charlas que surgen naturalmente porque son casi verdaderas.

CL_ Hay gente que se ríe de cosas que no fueron escritas para que se rían, sino que lo hacen por cómo te paraste o cómo dijiste algo.

¿Cuánto fue el tiempo de armado?

CL y ML_ Este año empezamos a pensarla, unos meses de escritura y hace dos meses que estamos ensayando y ultimando detalles. Buscamos la sala, armamos la escenografía, nos fijamos los detalles con Pier Cieres (el sonidista) y determinamos la fecha de estreno.

ML_ La escenografía está a nivel del piso y la idea es que sea capacidad limitada: se venden sólo cincuenta entradas por función para que la gente se incorpore a lo que es el entorno. Todo transcurre en una casa de un barrio de Córdoba. Si lo hacemos sobre un escenario, si lo llevamos a otro plano, se pierde el `estar dentro´. El propósito es que sientas dentro de la casa y veas todo más cerca. Está relacionado con hacer un nuevo teatro no tradicional que en Alta Gracia no se hace.

¿Cuáles son sus antecedentes en el teatro?

CL_ Mi incursión en el teatro es totalmente de caradura. De estudios nada.

ML_ No, no, no, no. Yo voy a ser franco. Él tiene una formación de años, no hace falta ir a la universidad para formarse: hace unos veinte años atrás el representaba a` Beba Del Tacho´. Yo me sumé porque éste (por César Liendo) me enganchó. Yo tengo más cancha escénica porque toco (la guitarra) por joderlo a él para que volviera con sus personajes, empezamos un taller cinco años atrás y nos dimos cuenta de que no encajamos en las técnicas, en la teoría, nos odian los directores. Nosotros queremos actuar, sin medir  si el público le interesa la técnica. Si uno hace algo con buena onda y se ríe de uno mismo, eso es bueno. Veremos el resultado en el estreno.

CL_ Esto es peor que tener que trabajar porque es a pulmón y todo lo hacemos nosotros, y cada uno tiene su vida y su trabajo oficial. Y entremedio esto, esto es un juego y no debemos estresarnos porque si lo hacemos deja de serlo, no se debe contaminar.

(mientras hablamos, César Liendo teje una bufanda que es parte de la escenografía)

ML_ Se tornó una disciplina y nos dimos cuenta lo que implica armar una obra porque va a venir gente a vernos y nos comprometimos. Pensamos específicamente en cada detalle, la escenografía, el vestuario. Esto es una saga de una serie de capítulos, llamada “Historias simples de mujeres compuestas” que tienen como protagonistas a `la Rosa´ y `la Raquel´. El capítulo uno es el de la copa. Cada dos meses estrenar uno.

¿Recibieron ayuda o colaboración?

Vendimos publicidad a algunos comercios para poder afrontar algunos gastos, por ejemplo de vestuario.

¿Algo que quieran agregar?

IC_ Quería decir que Alta Gracia tiene muy poca oferta de muchas cuestiones culturales, cualquier cosa que sirva para entretener como es el teatro es bueno para la ciudad.

 

 

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here