Redacción Alta Gracia- Se trata de varias mujeres que compartieron la misma experiencia: un hombre en moto pasa por el lado y les toca la cola cuando van caminando. Sucede en la zona de la costanera, barrio Cámara y Malvinas Argentinas. La policía no le quería tomar la denuncia a una de las víctimas.

«Estaba paseando a mi perro cuando ya, en la puerta de mi casa mientras abría, pasa un tipo y me manosea, me toca la cola.. me doy vuelta, lo re putié y entré a mi casa asustada  y con mucha bronca e impotencia. Nunca soy de escribir este tipo de experiencias en el facebook pero por bronca y asco lo escribí. Fueron pasando las horas y me llegaron al menos 10 u 11 chicas que les había pasado lo mismo», dijo a Redacción Alta Gracia Evelyn Moreyras quien radicó la denuncia.

Durante gran parte de la mañana de este jueves, Moreyras estuvo en la Unidad Judicial tratando de «convencer» al personal que la atendió que la exposición penal la iba a hacer de todos modos.

Evelyn denunció que un hombre, entre 25 y 30 años que viste ropa de trabajo, pantalones manchados con pintura, borcegos, campera azul tipo inflable y se conduce en una moto tipo Gilera se acerca a las mujeres que encuentra en las calles sólo para manosearlas.

Varias chicas relataron experiencias similares con las mismas características físicas que dio Evelyn e incluso con la misma chapa patente. El hombre ronda las zonas de la costanera y puente Armenia, la zona de la terminal de colectivos, Barrio Cámara y anoche en calle Malvinas Argentinas. Los casos se registraron en distintas horas, a la siesta, a la tarde y uno a la noche.

Un calvario para hacer la denuncia

«La persona que me atendió en Unidad Judicial me aconsejó que no haga la denuncia porque estos casos siempre quedan en la nada. Me preguntó si yo conocía la diferencia entre una denuncia por convivencia y una denuncia por abuso. Me dijo que esto no era tan grave porque no hubo acceso carnal y violencia.. Es increíble cómo la policía no puede ni siquiera contener a una mujer que denuncia una cosa así. Estuve un rato largo convenciéndolo que la denuncia la voy a hacer igual y va a ser una denuncia penal», dijo Eve visiblemente enojada.

Finalmente, según sigue su relato, una vez que en Unidad Judicial le toman la denuncia, la derivan al Polo de Mujer (ubicado a metros de la terminal de ómnibus de Córdoba) donde debía tratar de contactarse con un médico para que la revisara y hablar con los profesionales para procurar ayuda psicológica.

Otra de las chicas que sufrió este abuso callejero, también realizará la denuncia y brindará los datos para que se pueda rastrear al sujeto. «Cuando escribí en el facebook esta experiencia horrible fue para alertar a mis amigas y conocidas, para que miremos más atentamente. Nunca me imaginé que les venía pasando a muchas chicas más. Acá tenemos que hacer ruido porque sino parece que no pasa nada».

 

Compartir esta noticia
(Visto 1.723 veces. 1 visitas hoy)

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here