La Nueva Mañana- Sucedió este jueves en Plaza España. Según testigos, frenó la marcha de la unidad y evitó que un hombre continuara golpeando a una mujer.

En horas de la mañana de este jueves, un chofer de la empresa Ersa intervino en un caso de violencia de género que tuvo lugar en inmediaciones de Plaza España. Según relataron testigos, el conductor de la línea 81 alertó que una mujer era golpeada por un hombre en el interior de un Volkswagen Bora Gris.

Ante ese hecho, pidió a los pasajeros que filmaran la situación y que se comunicaran con la Policía. Luego, interceptó el vehículo y decidió bajar del colectivo para impedir que continuaran las agresiones.

«A mi mano derecha venía un Bora a velocidad rápida. Cuando veo le estaba pegando a la chica que lo estaba acompañando. Automáticamente doblé a mano derecha para evitar que se diera a la fuga», relató Jonathan Gutierrez, en declaraciones a Telefe Noticias. 

Cuando el agresor se dio cuenta que todos los pasajeros estaban atentos a la situación, el sujeto quiso escapar marcha atrás, pero el colectivero le cerró el paso. «Era la única forma de que no se vaya«, expresó el conductor quien aseguró que la mujer estaba golpeada y prefirió no decir nada sobre el tema.

La Policía e inspectores municipales se hicieron presentes en el lugar, tras las denuncias realizadas por los usuarios del transporte. Sin embargo, luego del operativo la mujer negó los hechos y no realizó la denuncia correspondiente.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here