Por voydeviaje.com.ar Un par de paseos interesantes, un parque acuático y el entorno que la rodea son algunas razones para dedicarle una visita a esta localidad.

El Valle de Traslasierra recibe a los visitantes con propuestas naturales y otros atractivos en sus comunas. A unos 142 kilómetros de la ciudad de Córdoba, Las Rabonas es un destino infaltable si uno quiere afirmar que conoce verdaderamente esta región serrana.

Para llegar a la localidad, hay que tomar la ruta 20, que inicialmente es autopista a Villa Carlos Paz, atravesar el majestuoso Camino de las Altas Cumbres y luego tomar la ruta 14. Está ubicada entre el cordón de las Sierras Grandes y las costas del lago que se forma a partir del paredón del dique La Viña. En este espejo de agua se pueden practicar actividades deportivas, tales como pesca de pejerrey, motos de agua, vela y kayakismo.

La tranquilidad del paisaje circundante, con el profundo cañón de un lado y el lago con las serranías de Achala por el otro, convierte a Las Rabonas en un punto obligado para conocer. Es una mezcla perfecta entre sierras y campo y hay callecitas y senderos para recorrer caminando o en bicicleta. Para alojarse en la zona, más de 20 complejos de cabañas, dos campings y dos hosterías son algunas de las opciones disponibles.

Dos paseos

Sólo un par entre tantas alternativas. Existe un trekking con una dificultad algo elevada y nivel de esfuerzo medio que dura alrededor de una hora y se extiende a través de tres kilómetros. Este circuito recorre el camino que une el pueblo con la propiedad de la familia Mercado, y se distingue por su microclima especial y un paisaje privilegiado que invita al relax.

Otra propuesta interesante, en la que confluyen lo artístico y lo ecológico, es Sendas de Piedra. Con siete hectáreas de monte virgen, posee senderos para recorrer y lugares abiertos para la meditación que son atravesados por un arroyo seco de piedras y arena. Además, ofrece actividades programadas como talleres de cerámica trabajada a mano e inmersiones en arcilla para limpiar el cuerpo y el alma, entre otros.

Aguardando el chapuzón

Una de las atracciones más visitadas en esta localidad durante los días de calor es el Parque Acuático Valle Encantado. Se trata de un complejo con cuatro piscinas con trampolines y más de siete toboganes que asegura la diversión de grandes y chicos.

El espacio está perfectamente equipado y sus visitantes pueden disfrutar de un solárium, quinchos múltiples, asadores, ping pong, juegos infantiles, resto bar y más. Aclaración importante: habrá que esperar un poco para ir, ya que el parque estará abierto desde mediados de noviembre. ¿La entrada? 500 pesos por persona.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here