Por Redacción Alta Gracia. Los trabajadores de la cooperativa «Por Más Tiempo – Diario Tiempo Argentino», denuncian que en la medianoche del domingo al lunes, «un grupo de tareas comandado por el supuesto empresario Mariano Martínez Rojas irrumpió en el edificio que comparten el diario Tiempo Argentino y radio América» en Buenos Aires, donde «atacó a tres trabajadores y destruyó instrumentos clave para el funcionamiento de la redacción, con el claro objetivo de impedir la salida del diario y el lanzamiento de la web».

Atentado a Tiempo Argentino 03 - Fuente Resumen Latinoamericano

La violenta acción recibió un repudio generalizado del periodismo y la prensa, el universo cooperativo y diversas fuerzas políticas. La fiscal Verónica Andrade intervino para investigar el caso.

Los trabajadores, en un comunicado público que echaron a rodar por los medios de comunicación y las redes sociales, explican que cuando los trabajadores de Tiempo Argentino y radio América, lograron ingresar al edificio por un portón alternativo, «efectivos policiales intercedieron ante la patota, liderada por Mariano Martínez Rojas, quien a fines de enero se autoproclamó como nuevo dueño de las sociedades que administraban Tiempo Argentino y Radio América, aunque nunca pagó los sueldos ni se hizo cargo de su presunta responsabilidad».

Atentado a Tiempo Argentino 02Denuncian los trabajadores que la patota fue liberada por la fiscal, a pesar de haberlos golpeado, destrozado las instalaciones y forzado cerraduras «para remover papeles pertenecientes a la cooperativa Por Más Tiempo».

Finalmente, en el comunicado citado, los trabajadores de Tiempo Argentino le exigen al gobierno nacional «que vele por la integridad física de los trabajadores del diario, y a la justicia que avance sobre los responsables de este brutal ataque a la libertad de expresión». Además, exigen que «se investigue a los empresarios del Grupo 23, Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, cuyo vaciamiento mediático fue apenas el principio de un conflicto que esta madrugada escribió una nueva página negra en el periodismo argentino».

 

FOTOS: TIEMPO ARGENTINO Y RESUMEN LATINOAMERICANO

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here