Redacción Alta Gracia- Desde la quita del subsidio nacional al consumo domiciliario tanto de luz como de gas, las empresas distribuidoras han tenido ganancias por encima del 1.000% mientras los vecinos afrontan montos impagables.

Tal es el caso de un grupo de vecinas que, a través de WhatsApp comenzaron a unirse en la desesperación por el abultado costo de la energía eléctrica en consumos que no han variado en los últimos meses.

Noelia Farías, madre de tres niños y cuidadora de su progenitora, tiene que pagar unas boletas de EPEC que rozan los 70 mil pesos. La desesperación por no poder cumplir el compromiso de pago y el temor al corte de luz, la llevó a comunicarse con distintos medios de comunicación para difundir lo que les está pasando.

Otra de las vecinas que conforman el grupo manifestó que de consumos que alcanzaron los mil o mil quinientos mensuales, saltaron a más del doble sin modificar el consumo familiar habitual.

Las manifestaciones de vecinos en distintas partes de la provincia contra los tarifazos, la mala administración de la empresa que arroja al sistema de a dos o tres boletas juntas y la crisis económica, se multiplican y hacen de esta situación un cóctel explosivo.

Mientras tanto se conocieron en los últimos meses las ganancias exorbitantes que han tenido las empresas energéticas en los últimos años, además de ello, la «recomposición» del Estado en pagos millonarios por las «pérdidas» que sufrieron las mismas por la devaluación.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here