Cba24N– La víctima, una excabo, relató el episodio ocurrido en 2010 en Carlos Paz. Pretenden que la causa sea retomada en Córdoba capital.

Una excabo de la Policía de Córdoba, Melisa Banegas, denunció en el año 2010 un hecho de violación de un superior de la fuerza, sin embargo, la causa no prosperó.

La víctima, quien se desempeñaba en la zona de Punilla, relató que Crio Inspector Alejo Muñiz, exsubjefe de esa Departamental, hoy jubilado, en varias oportunidades, y durante un año, la sometió a diferentes situaciones de acoso.

Una noche, ella estaba con su dupla, baja para ir al baño de una estación de servicios, cuando vuelve el móvil no estaba. Allí aparece nuevamente su compañero y le dice que tienen que irse rápido. Conduce hasta donde estaba el móvil de su superior, Muñiz, quien le dice que ingrese al automóvil. Éste conduce hasta un descampado donde, en el mismo vehículo, la abusó sexualmente.

“Fue muy fuerte para mi recordar todo (…) Él no sólo me violó a mí, violó mi fuerza de mujer. A partir de allí yo fui muy sumisa. Dejé de creer en mí. Yo no podía defender a mi hijo, no me pude defender esa noche. Yo tenía un arma y no la utilicé. Juro que este hombre me bloqueó”, relató en un móvil de Canal 10.

Y continuó: “Él terminó de hacer eso, se sentó como si nada, se subió su pantalón y se prendió un cigarrillo”.

Cree que su dupla de ese entonces “la entregó” porque “él me vió después desfigurada y sonriendo me preguntaba cómo estaba”, contó.

Shokeada, en el momento, cargó su arma y se dijo: “Mi mamá va a poder cuidar a mi hijo pero este tipo no me vuelve a tocar nunca más”, pero agradece que un compañero que no sabe cómo supo y “me creyó en el acto. Me dijo: ‘qué te hizo. Necesito que me des tu arma’. Eso me salvó la libertad y mi vida”.

La denuncia fue recibida por la fiscal de Carlos Paz, Jorgelina Gómez quien desestimó el caso y luego fue trasferido al fiscal Gustavo Marchetti, quien sería amigo del acusado, según comunicó Banegas.

Adriana Reartes, del sindicato policial, dijo que solicitan una ampliación de la denuncia y piden, tras la recusación de tres fiscales, que la causa que se encuentra “cajoneada” sea retomada en la ciudad de Córdoba.

Informó, además, que hay varios casos en Traslasierras, Villa Dolores, que “ninguna denuncia prospera” y el que Tribunal de Conducta Policial tampoco han efectuado ninguna acción sobre el tema.

Banegas tuvo tres años de carpeta psiquiátrica hasta que decidió dejar la fuerza porque le pedían que se reintegrara al mismo puesto donde estaba.

“Para sentir esa paz me gustaría que esté preso por lo que me hizo a mí y a otras chicas”, declaró la víctima.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here