Por Noelia Martín- Este viernes 3 de julio el viceintendente a cargo del ejecutivo, Facundo Torres, presentó  un proyecto en el cual se deroga la ordenanza 9869, que dió la excepción al Plan de Ordenamiento Urbano, para la construcción de Cocó Music Resto Bar. Además insta al Concejo Deliberante para que arbitre los medios para conocer la voluntad de los vecinos sobre la instalación de proyectos recreativos sobre Avenida Sarmiento. La medida fue tomada por el mandatario luego de los «ribetes» alcanzados por el conflicto judicial entre los propietarios de «Cocó» y los vecinos.

Luego de idas y venidas en la justicia y en los medios, Facundo Torres viceintendente a cargo del ejecutivo y sus asesores, presentaron esta mañana un proyecto que deroga la ordenanza 9869, la cual le dio la excepción al Plan de Ordenamiento Urbano, para la construcción de Cocó Music Resto Bar-versión bolichera-.

En segundo lugar, insta al Concejo Deliberante para que arbitre los medios para conocer la voluntad de los vecinos sobre la instalación de proyectos recreativos sobre Avenida Sarmiento, esto significa preguntarles a los habitantes de Alta Gracia si los boliches y bares deben instalarse en ese sector.

En la conferencia de prensa estuvieron presentes los dueños del emprendimiento y de otros locales bailables de la ciudad, concejales de Unión por Córdoba y Germán Rodríguez y Leandro Morer de la Unión Cívica Radical, quienes aprobaron la excepción al boliche en diciembre de 2014.

LAS VOCES

Facundo Torres, viceintendente a cargo del ejecutivo. El funcionario comenzó su discurso de la siguiente manera: «Esta situación de conflicto que ha tomado ribetes que no corresponden en un Estado de derecho, un proceso judicial que nos preocupa a todos». Y en relación al inicio del problema, Torres dijo:»es legítimo el malestar de un vecino, ahora como autoridad también tenemos que entender que las ciudades crecen, se desarrollan, que el progreso rompe estructuras, lugares que eran residenciales deben dejar de serlo y pasan a tener otra denominación o uso del suelo porque las ciudades necesitan hacerlo.»

Con respecto al proceso judicial, el mandatario relató: «fuimos respetuosos de todos los procesos judiciales, de forma regular fue respondiendo las vistas de la justicia y presentando los recursos correspondientes. El tema trascendió lo judicial, tomó ribetes políticos porque por determinados medios empezó a hablar el abogado de la contraparte, nuestro abogado, concejales, en algunas oportunidades yo. En varias entrevistas, lejos de no jugarme, afirmé que  la Avenida Sarmiento es el eje comercial donde se deben habilitar los boliches y los bares. Muchas veces la justicia y sus procesos frenan el progreso»

Luego, finalizando su alocución, dio la aparente solución al conflicto: «empezaron a suceder cosas, dimes y diretes, posibles amenazas, se produjo ruptura social, un enfrentamiento constante, malversaciones, suposiciones de que hay empresarios y abogados en connivencia…este es el motivo por el cual presentamos este proyecto». El mismo fue hablado con los concejales que apoyaron el proyecto inicial y que piensan que el eje comercial Sarmiento es el lugar donde deben funcionar los bares y boliches, «porque en algún lado deben estar».

Los objetivos de esta propuesta son, en primer lugar; derogar la ordenanza que le brindó la excepción al POUT (Plan de Ordenamiento Urbano y Territorial)  para la construcción de Cocó Music Resto bar: «por lo tanto la cuestión judicial planteada queda abstracta, ya que la causa del litigio, el problema no existiría más». Y en segundo lugar, arbitrar los medios necesarios para conocer la voluntad de los vecinos y si es necesario modificar algún artículo o no del POUT que determine o no la habilitación del emprendimiento.

Santiago Expósito, uno de los dueños de Cocó. «Nos pone contentos cualquier medida que tomen para terminar con este sufrimiento que estamos pasando. Se ha transformado en una tortura poner en funcionamiento un restaurant. Tenemos unos 18 empleados que están esperando empezar a trabajar. Todas las mañanas dedicándonos a visitar abogados y participar de audiencias es desgastante, sólo queremos trabajar y dar trabajo, que el negocio esté en actividad».

Daniel Villar, Asesor Letrado de la Municipalidad. «Hay que remontarse al comienzo de todo. Apartir de la acción de amparo se dictó una cautelar que fue recurrida por nuestra parte se estaba resolviendo, los amparistas piden ampliarla por el funcionamiento de restaurant que sí se encontraba en legal forma. El abogado (de los amparistas) resuelve acudir a la Cámara de Apelaciones de la 7ma nominación, y ésta erróneamente, lo acepta y toma en consideración que se estaría habilitando el boliche y dicta medida en contra de los propietarios y la municipalidad.

Nosotros recurrimos a la Cámara y especificamos de que estaba equivocado en sus términos. La Cámara hace lugar a la aclaratoria. El abogado -Federico Bossi- ha realizado un «per saltum»: ha saltado la instancia local y fue a la Cámara de Apelaciones para la ampliación de cautelar, a la que no se le dio lugar luego de la aclaración y deberá resolver el juez natural que es de Alta Gracia. En esa línea el abogado ha procedido mal ya que ha presentado la misma requisitoria en dos esferas distintas de la justicia simultáneamente, lo cual no corresponde porque podrían ser contradictorias las decisiones. Ahora estamos esperando la resolución definitiva con la aclaración de la cámara. La habilitación de Cocó Restó esta dentro de las reglas, está funcionando.»

Germán Rodríguez, edil del bloque de la Unión Cívica Radical. «Compartimos la visión de lo que significa esa zona para lo que la ciudad está demandando, no sólo debemos pensar en el vecino sino también en los jóvenes y en los turistas: con una oferta variada de servicios, no solamente los museos (…) Para los mayores de treinta nos es difícil encontrar un lugar donde divertirnos. No estamos en contra del POUT, estamos en condiciones de repensar junto a los vecinos e incorporar algunas modificaciones y repensar la ciudad para los próximos veinte años. No es un retroceso, estoy contento de que esta discusión vuelva al concejo deliberante.»

MÁS INFORMACIÓN

Polémica por la posible instalación de un boliche en La Sarmiento

Más polémica alrededor del emprendimiento sobre calle Sarmiento

Habilitaron el sector restobar de Cocó Music, el emprendimiento que generó polémica

Revés judicial para Cocó Music resto bar

Fin de la novela: La justicia dijo No a “Cocó Restó Music”

 

 

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here