Redacción Alta Gracia- Un sargento que participaba en el traslado de un preso, manipuló el arma involuntariamente y el proyectil terminó en el colchón.

El curioso hecho ocurrió en el mediodía de este jueves 18 de octubre, en el Hospital Regional Arturo Illia.

El detenido tenía orden de traslado a la Unidad Carcelaria de Bouwer y afortunadamente no se encontraba en la habitación cuando accidentalmente se disparó el arma.

Uno de los policías que debía custodiarlo, acomodó su correaje y manipuló involuntariamente su arma reglamentaria.

Ya intervino la justicia y el Tribunal de Conducta Policial: el uniformado fue suspendido de su cargo, según afirmó el Jefe de la Departamental Santa María, Carlos Destéfani.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here