Por Pablo Rodriguez. El lunes 5 de mayo, el candidato a gobernador por Unión por Córdoba (UPC), Juan Schiaretti, pasó por Alta Gracia como parte de su campaña electoral. En conferencia de prensa, definió su dupla con Martín Llaryora como una «fórmula confiable», hizo un guiño al acuerdo de Sergio Massa con el gobernador De La Sota, hablando de «cambio seguro» («cambio justo», diría el líder del Frente Renovador) y le dio un espaldarazo a la probable candidatura de Facundo Torres para la intendencia de Alta Gracia.

Los periodistas fueron convocados a la entrevista grupal en un hotel de barrio Pellegrini para las 19 horas, pero Schiaretti llegó 45 minutos después, demorado por una privilegiada entrevista en la FM de un multimedio local. En un cuarto de hora, el ex gobernador disparó una batería de promesas de campaña, entre las que se destacó la posibilidad de «poner en marcha un ambicioso plan de obras públicas, que incluye un gasoducto troncal en toda la geografía provincial, incluido el anillo de Córdoba y el gran Córdoba, que va a permitir (dixit) que Alta Gracia tenga gas para todos».

Además, en materia educativa, prometió crear 600 aulas en tres años en «zonas vulnerables» y aumentar las horas de enseñanza de «idiomas» (dixit) y computación en la escuela secundaria.

Schiaretti en Solares del Alto 1También prometió sumar al Boleto Educativo Gratuito (BEG) y al Boleto Obrero Social (BOS), un boleto gratuito para jubilados.

Prometió asfaltar 5000 cuadras en toda la provincia, que pagarían los vecinos en 20 cuotas; y terrenos que inicialmente el gobierno provincial compraría, urbanizaría y vendería a los vecinos para que construyeran sus viviendas.

Y finalmente, pese a las críticas que denuncian en todo el territorio provincial que el aumento de recursos humanos y económicos en materia represiva no ha disminuido el clima de inseguridad, Schiaretti prometió más policías y patrullas de prevención municipal y de prevención rural para todo Córdoba.

 

SANGRE NUEVA Y CABEZA ABIERTA

Consultado respecto de su apoyo a Facundo Torres como precandidato a intendente de Alta Gracia, Schiaretti no ahorró elogios. «Facundo va a tener una proyección provincial, es sangre nueva», dijo y mirando a los periodistas, manifestó: «Tienen un intendente con la cabeza abierta», refiriéndose al actual viceintendente a cargo del Ejecutivo Municipal.

Como parte del apoyo a Torres, el diputado nacional, ex gobernador y candidato en campaña, prometió 15 millones de pesos para la primera etapa de la recuperación del Cine Monumental Sierras y enunció con euforia: «Después, si hace falta poner más, vamos a poner más».

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here