Prensa Gobierno de Córdoba- La obra se encontraba inconclusa y la Provincia invirtió 85 millones de pesos para finalizarla.

Se realizaron los accesos al puente que conecta el centro de la ciudad con los barrios ubicados al este de la localidad. También se entregaron materiales para la construcción de nueve casas del Programa Vivienda Semilla.

«Los puentes son antes que nada símbolos de unión. Los puentes sirven para unir a los pueblos, para unir a la gente y este puente seguramente servirá para unir mucho más mas a los coscoínos, a los cordobeses y a todos los argentinos». En el mediodía del viernes 3 y con esta frase, el gobernador de la Provincia, Juan Schiaretti dejó inaugurado y habilitado un nuevo puente vehicular en la localidad punillense de Cosquín.

La obra comenzó a construirse hace 10 años a cargo del gobierno nacional y quedó inconclusa ya que nunca se le hicieron los accesos. La Provincia decidió invertir 85 millones de pesos para finalizar la obra. Al respecto, el gobernador indicó: «Obra pública que se comienza debe ser concluída. Me alegro que ya esté listo el puente en este mes de enero de 2020».

La obra se finalizó en un plazo de un año y a días del comienzo del Festival Internacional de Folklore Cosquín 2020. A su vez, el gobernador anunció que, luego de consultar a los vecinos de Cosquín, se decidió que el puente inaugurado lleve «el nombre de una persona que surgió aquí en Cosquín y que nos representa a todos los argentinos, me refiero a Mercedes Sosa. Este puente, a pedido de ustedes, los coscoínos, va a llevar el nombre de Mercedes Sosa».

Este puente conecta, por medio de la calle Pedro Ortiz, la zona céntrica de la ciudad con la Ruta Nacional N°38. Las obras incluyeron los accesos y restauración general y resuelven, entre otras cuestiones, la vinculación con una importante carretera que atraviesa el Valle de Punilla y comunica Córdoba con la provincia de Tucumán, pasando por La Rioja y Catamarca.

Los trabajos incluyeron la construcción de muros de contención, terraplenes, guarda-rail, asfaltado e iluminación y detalles de restauración del puente existente. El paso ubicado sobre la calle Pedro Ortiz es clave para para mejorar la conectividad entre el barrio San José Obrero y la zona céntrica.

Para la Ruta Nacional Nº38, se realizó una calzada de 8,50 metros de ancho, de dos carriles de igual sentido de circulación y cordón cuneta serrano seguido de una vereda de 1,50 metros. Además, dado que la calzada se encuentra elevada, se colocaron barreras de seguridad tipo New Jersey sobre el muro colindante.

El perfil tipo de la conexión entre el puente y la calle Pedro Ortiz presenta una calzada de 8,60 metros de ancho, bidireccional, con cordones de hormigón semienterrados a ambos lados y veredas de 1 y 2 metros en sus márgenes, seguidos de muros de sostenimiento con barandas peatonales.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here