La Voz del Interior- Un operativo del Ministerio de Agricultura y Ganadería detectó un grave caso de faena clandestina. Se decomisaron 600 kilos de mercadería. Además, tenía un feedlot con 250 animales.

A través de un operativo realizado por inspectores de la Dirección General de Fiscalización y Control, el Ministerio de Agricultura y Ganadería frenó un grave caso de faena clandestina que se estaba desarrollando en San Agustín y que significaba riesgos para la salud de la población.

En concreto, a raíz de una denuncia, el personal de la cartera agropecuaria se dirigió al establecimiento y constató la existencia de cabezas bovinas y porcinas faenadas, 27 cueros y diferentes cortes de carne.

“Además de no contar con las habilitaciones correspondientes, las condiciones de salubridad e higiene eran pésimas. En el predio también se encontraron 160 bovinos y 90 porcinos en engorde”, indicó el Ministerio.

A la venta

La situación se agrava al tener en cuenta que, además, el propietario del lugar tenía una carnicería en San Agustín, donde se presupone comercializaba algunos de estos cortes.

Al respecto, la cartera agropecuaria indicó: “Luego de las averiguaciones de rigor, se verificó que el propietario del lugar también es titular de una carnicería en la zona urbana de San Agustín, y no pudo comprobar el origen del stock completo de cortes que estaba para la venta a los consumidores”.

Ante todo este panorama, los inspectores procedieron a la clausura del predio rural y del local comercial, secuestraron los numerosos elementos que se utilizaban para faenamiento, e interdictaron los animales en pie que se encontraban en los corrales.

Con respecto a lo hallado en la carnicería, en total se decomisaron 600 kilogramos de mercadería, que fueron trasladados a un frigorífico de Río Tercero para su disposición final en digestor.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here