Por Noelia Martín- El niño de cinco años que padece una discapacidad motriz y cuyo caso se hizo famoso a través del pedido a los medios de los dueños de la carnicería Paul Mac Carne, recibió a través del Ministerio de Desarrollo Social de Córdoba una vivienda para él y toda su familia en Córdoba Capital. La semana pasada, una empresa le donó una silla de ruedas y un andador para poder movilizarse. También le donó litros de una leche especial para que Rodrigo aumente de peso, ya que además tiene problemas en los riñones y no puede comer ciertos alimentos.

En la mañana del 19 de enero, la buena noticia llegó a la familia Mamondes. El ministerio les ofreció una casa en Córdoba Capital para que Rodrigo tuviera todas las comodidades.

La semana anterior, una empresa de la ciudad capital se acercó al domicilio, ubicado en el Asentamiento 1º de mayo y le entregaron ciertos elementos para mejorar la calidad de vida de Rodrigo: una silla de ruedas, un andador y una leche especial para que el nene pueda subir de peso.

Cabe recordar que estos eventos no hubieran sucedido de no ser por la popularidad que obtuvo la Carnicería Paul Mac Carne, situada en Irigoyen y Alvear de la ciudad de Alta Gracia y de la insistencia de sus dueños, Pablo Arana y Karina Clemobeki, quienes en cada nota a los medios solicitaron ayuda para el niño. Más información

Historia. Alejandra, mamá de Rodrigo, le contó a REDACCIÓN ALTA GRACIA las necesidades por las que ha pasado su familia. Vivían en Buenos Aires hasta que no les alcanzó más para pagar un alquiler y se ubicaron en Alta Gracia, en el sector del Asentamiento 1º de mayo, tres años atrás.

En el primer año de Rodrigo sufrió el Síndrome urémico hemolítico (o mal de la carne cruda), lo cual afectó a sus riñones y durante varios años debieron dializarlo. Por ello, el pequeño debe seguir una dieta estricta y consumir una leche especial. Hace poco descubrieron en un control que tiene arenilla en uno

de los riñones y deben operarlo.

Además nació con una discapacidad motriz, tiene problemas en su columna a la altura de las vértebras cervicales y del coxis por lo cual no puede caminar solo.

Según sus relatos, cuando llegó a la ciudad ningún médico quiso hacerse cargo de sus caso: «hace tres

años que vengo peleando para que me ayuden».

Familia. El entorno de Rodrigo está conformado por sus hermanos Mauro de 22 años, María de 18 -a punto de ser mamá- una hermana de 14, y dos hermanitos más de 7 y 4 años, un sobrinito también de 4 y su mamá Alejandra. Todos juntos vivían en una casilla del asentamiento.

 

 

Fotos: Facebook Paul Mac Carne

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here