Redacción Alta Gracia– Así lo confirmó a este medio, María Reymundo Luna de la Mesa de Tierra de Nueva Esperanza del MOCASE. Se trata del empresario Néstor Quesada quien tendría innumerables denuncias en Santiago del Estero por usurpación y estaría involucrado en la muerte de un campesino tras un feroz desalojo. El empresario desmintió su vinculación.

Héctor Reyes Coravalán falleció este lunes tras haber sufrido quemaduras e impactos de bala de goma durante un violento desalojo. El hecho ocurrió en el paraje de Sucho Sampa, en el departamento Pellegrini, a 260 kilómetros de la capital de Santiago del Estero; y está enmarcado en la acción de terratenientes contra pequeños campesinos.

María Rosa Frías, la mujer de Corvalán, le contó a Página/12: “Eran como las 10 de la mañana y apareció Quesada, con la policía y un oficial de justicia con una orden de desalojo trucha, porque ya la apelamos y se aceptó la apelación, así que quedó sin efecto. El terrateniente Quesada es el mismo que el año pasado quiso desalojarnos, también a lo bruto”.

El conflicto se remonta a agosto de 2012, cuando el empresario cordobés Néstor Quesada pretendió tomar posesión de unas 270 hectáreas. En el lugar habitan familias que resisten los intentos de desalojo e integran la Mesa Parroquial de Tierra Nueva Esperanza, formada por curas de la Opción por los Pobres. Durante los últimos años hubo amenazas con armas de fuego, incendios y matanzas de animales y varios intentos de desalojo, en general violentísimos, que terminaron detenidos en diversos estrados judiciales, explican desde el diario Página/12.

Al ser consultado, sobre si Corvalán se había prendido fuego, María Reymundo Luna dijo a Redacción Alta Gracia que «esto es un tema que ha excedido un procedimiento simple. Fue un atentado contra la vida de Corvalán, lo han acorralado de tal manera.. Quesada fue con dos camionetas con gente, no te se decir cuánta gente llevó. Hay un video que se ve claramente que Corvalán se prende fuego, lo acorralaron por la situación y murió peleando».

La imagen del empresario cordobés, Néstor Quesada comenzó a circular por las redes sociales de la ciudad. En diálogo con Vía Alta Gracia, Quesada desmintió las versiones que lo sindican como el responsable del desalojo y la muerte del campesino.

Con la grabación de un video en mano, donde se muestra cuando Héctor Reyes Corvalán se roció con nafta y luego se prendió fuego, Quesada insiste en que se trata de “un caso triste, pero nada tiene que ver lo que se dijo con la realidad”.

Foto Vía Alta Gracia

“Este hombre era vecino mío, su campo estaba pegado al mío, la relación venía bien hasta que en 2012 usurpa mi campo y es cuando yo comienzo con las acciones judiciales”, cuenta a Vía Alta Gracia.

 

 

 

 

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here