Redacción Alta Gracia- Miguel Quinteros, permisionario de taxi, se presentó en el Concejo pidiendo – entre otras cosas- que se revean las ordenanzas que regulan el sistema de taxis. Pero además, relató hechos que desnudan la necesidad de actualizar las mismas. “Si piden el blanqueo de todo, no queda nadie trabajando en la ciudad”, dijo.

Miguel Quinteros viene preguntando en distintas oficinas si las paradas de taxis son “libres o no”. Al no tener respuestas, ingresó el pedido al Concejo Deliberante este miércoles. Sin embargo, en un hecho al menos llamativo, Quinteros denunció que autoridades municipales le dijeron que si quiere tener respuestas, deberá cumplirse al 100 por ciento la ordenanza que los regula. Eso implicaría, entre otras cosas, la pérdida de fuentes laborales.

Según relató este miércoles en el recinto, el pedido de respuestas sobre si las paradas de taxis son libres, viene pasando desde la oficina de Asesoría Letrada hasta las manos de ex Secretario General y actual edil Roberto Urreta, sin respuestas.

“Hoy el señor Diego Barrientos (Secretario General y de Ambiente) me llamó por teléfono, porque se enteró que la nota estaba acá en el Concejo, y me dice que van a contestar mi pregunta pero desde el municipio van a hacer que la ordenanza se cumpla al 100 por ciento. Sabiendo todos que hay cosas de la ordenanza que no se están cumpliendo, por diferentes razones.

“Como saben que me dolería mucho que se perjudicara a los trabajadores, yo ahora les tendría que decir que mejor no contesten la nota. Me duele también que me digan que si hacen cumplir la ordenanza al 100 por ciento, creo que no quedaría ni un taxi, ni un remis ni un colectivo en la ciudad y ustedes lo saben. Si piden el blanqueo de todos, no quedaría nadie trabajando en la ciudad. Solamente estaba pidiendo que me digan si las paradas son libres y la respuesta que tengo es que si me responden van a hacer cumplir todo”, manifestó Quinteros.

En su alocución frente a los ediles el trabajador siguió: “Es lastimosa (la situación) porque en una palabra me está diciendo que me calle la boca y es doloroso. Es lastimoso y no sé como decirles, le puedo decir que no me la contesten porque no quiero que dañen a todos los taxistas y a todos los remises ni a toda la ciudad que labura en el transporte. Somos más de 600 personas que trabajan y 400 que están en negro y no porque querramos, sino porque no se puede.

“Me pregunto y le pido a conciencia de ustedes que me digan si me tengo que quedar callado y dejar que las paradas sean para aquellos que ganan lo suficiente dinero y pueden mantener sus coches 0km y los que no, tenemos que estar pidiendo que las remiserías alquilen algunos servicios. Todo esto lo hemos hablado tantas veces”, finalizó visiblemente contrariado.

La nota ingresó a la comisión y será analizada. Cabe recordar que el concejal Roberto Urreta había presentado, hace algunas semanas, un proyecto para actualizar las ordenanzas del transporte en vistas de una futura llegada de Uber a la ciudad.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here