Por Claudia Moreno- Este miércoles 26 de noviembre, en la sesión ordinaria del Concejo Deliberante, un proyecto de la oposición para ampliar las cuotas de pago por pavimento desató un interesante debate. Desde chicanas sobre la gestión del radicalismo hasta las razones por las cuales los vecinos pagan actualmente la obra.
El radical Leandro Morer justificó el ingreso de un proyecto de ordenanza “Alta Gracia Progreso Armonioso” argumentando, entre otros puntos, que la mayoría de los vecinos quieren abonar lo que corresponde por los beneficios de obras realizadas en los frentes de su vivienda pero ven excesivos los intereses que se imponen, más aún comparados con los intereses bancarios ante un crédito personal.
El edil solicitó el tratamiento sobre tablas de este proyecto y, como pocas veces sucedió en este año de gestión, fue aprobado por la mayoría de Unión por Córdoba. Fueron los concejales Diego Barrientos y Osvaldo Ledesma los encargados de avalar la metodología aplicada desde el Ejecutivo Municipal en relación a las obras de pavimento.
“Recordemos que para que se realice el pavimento el 60 por ciento de los vecinos tiene que estar de acuerdo. Una vez que dieron el sí se evalúan los medios de pago (al contado o en 12 cuotas)- dijo Barrientos- A diferencia de la gestión anterior, el frentista empieza a pagar una vez que la obra finaliza no antes”.
En este sentido continuó su exposición explicando que, en un primer momento, algunos vecinos de los Barrios Pellegrini y El Cañito se negaron a la realización de la obra. “La gente desconfió desde un principio porque muchos de esos frentistas pagaron la obra (en la gestión de Mario Bonfigli) y nunca se hizo”
A su turno el concejal Rodrigo Martínez (Encuentro por Alta Gracia) manifestó que vecinos de Barrio Cámara se quejaron no de la obra sino de los excesivos montos de las cuotas. “En este barrio se está pagando la obra y no está terminada. Hasta el mes de septiembre de este año se había ejecutado sólo el 50 por ciento del presupuesto para la obra”.
Osvaldo Ledesma (Unión por Córdoba) rechazó de plano todos los argumentos de la oposición dejando en claro que si el vecino no paga la obra es imposible seguir invirtiendo en más obras.
Finalmente Morer y Rodríguez (UCR) dejaron en claro que el plan de pavimentación no se discute pero sí el monto de las cuotas. “Hay vecinos que deben cinco cuotas y les llegó una intimación pre-judicial para embargarle el sueldo o hipotecar su casa”
Barrientos concluyó que el plan de pavimentación “fue y es un éxito. Se está recaudando entre 500 y 600 mil pesos por mes para volver a invertirlo en más calles. Es muy bonito el proyecto (que presentó la oposición) pero es inviable”
Luego de un largo e intenso debate, pero respetuoso en todos sus términos como muy pocas veces se observa en el cuerpo legislativo local, el voto mayoritario de Unión por Córdoba concluyó con el rechazo del proyecto presentado.

Foto. Pavimentación Barrio Liniers.

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here