Por Consuelo Cabral- La pequeña y su familia radicaron la denuncia. El violador tiene 53 años y fue detenido el domingo. La hermana mayor de la niña fue quien descubrió los abusos.

M. tiene 12 años y un retraso madurativo que se profundizó en los últimos meses. Vive con sus cuatro hermanas en la casa de sus abuelos, en barrio Los Boulevares, en la ciudad de Córdoba, porque su mamá murió de cáncer hace dos años. Y fue en el mismo barrio, a la vuelta de su casa, donde fue abusada por quien era pareja de su mamá: Fabián Rodríguez, de 53 años.

«Yo pensaba que su retraso había empeorado por la muerte de mi mamá, pero a la vez sospechaba algo con este hombre. Tenía como una intuición. Después que falleció mi mamá el seguía viniendo los fines de semana a casa, y besaba y abrazaba a mi hermana, incluso a mis bebés, de una manera que no me gustaba. Pero a la vez se mostraba tan buena persona que yo pensaba ‘estoy loca’, no puedo pensar esto», cuenta Carolina a La Nueva Mañana sobre el abusador.

Fue ella justamente quien el domingo descubrió a Rodríguez cuando abusaba de su hermana: «El sábado a la noche M. salió a comprar un perfume porque teníamos el cumpleaños de mi prima. Yo la vi que demoraba un rato entonces me voy a buscarla. Y cuando paso por la casa de este hombre, que cuando vivía mi mamá era nuestro padrastro y vive a la vuelta de casa, veo por la ventana que él la estaba besando y tocándo. Empecé a gritar y a insultarlo. Él salió y me dijo que no le estaba haciendo. Mi hermana estaba con un ataque de nervios».

Carolina espero que su hermana se tranquilizara, durmiera, y después habló con ella. Fue ahí que la nena le contó los abusos que venía sufriendo de parte de Rodríguez y que éste la amenazaba con que si contaba algo le iba a hacer daño a su abuelo. Además, el abusador la manipulaba diciéndole que iba a regalarle un celular y a dar plata, y le enviaba fotos desnudo a su celular.

El domingo M. y su familia hicieron la denuncia en la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual. Después, fueron a la casa de Rodríguez con otros vecinos del barrio. «Le queríamos prender fuego por lo que le hizo a mi hermana. Fue ahí que el llamo al móvil de la Policía porque si no lo íbamos a linchar y parece que se hizo cargo de todo. Y lo detuvieron», detalla Carolina.

«Nosotros pedimos justicia. Queremos que pague por lo que hizo. Que no salga de acá a un mes, porque es un manipulador, un violador, que puede hacerle lo mismo a otra niña. Esto le hizo muy mal a mi hermana. Ella tiene problemas madurativos y cada vez estaba peor. Fue a psicólogos, a psiquiatras. Una vecina me contó que sabe de estos abusos desde 2017. Fueron tres años haciéndole esto a mi hermana. También es muy fuerte para mis abuelos, que perdieron a mi mamá hace tan poco y son grandes«, concluye Carolina.

Desde la Asamblea Ni Una Menos Córdoba manifestaron su apoyo a la niña víctima de abuso sexual y a su familia.

Fuente: La Nueva Mañana

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here