Redacción Alta Gracia- La causa está a cargo del fiscal Diego Fernández, del Turno I de la Fiscalía de Alta Gracia- quien ya realizó el pedido para elevar la misma a juicio.

El aberrante hecho ocurrió durante todo el 2018 en Alta Gracia. La víctima tenía tan sólo 15 años y su hermano ofició como testigo. El caso tomó repercusión porque además del abuso sexual con acceso carnal, la joven quedó embarazada.

Antes del segundo mes, se le practicó la Interrupción Legal de Embarazo (ILE) según la Ley 23.077 en el Hospital Clínicas de Córdoba Capital. Luego se cotejó el ADN del embrión con el del padrastro y resultaron compatibles, terminando de implicar al agresor sexual y de cerciorar la denuncia realizada.

«Vivían en una humilde casa de la zona sur de la ciudad de Alta Gracia. Allí, en una sola habitación dormían todos los integrantes de la familia. Cada vez que la madre de la joven se iba a trabajar, su padrastro abusaba de ella. La adolescente mantuvo silencio por miedo, y debido a las constantes amenazas.

«Meses después, quedó embarazada. Cuando él lo supo la sentenció: «No lo vas a tener». Así que en varias oportunidades, mientras su madre no estaba, le golpeaba la panza o se paraba sobre su vientre para forzar el aborto.

«La joven no dio más, y se lo confesó a su madre, quien hizo la denuncia inmediatamente.

«El hombre fue detenido e imputado de «Abuso Sexual con acceso carnal doblemente calificado, por la condición de guardador y convivencia preexistente«, y cuando fue llamado a declarar negó el hecho y se abstuvo de prestar declaración, a pesar de que todos los testimonios y pruebas científicas lo responsabilizaban.

VER TAMBIÉN

Compartir esta noticia

Comentarios

comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here